Recogidos 120.000 litros de aceite usado en Fuengirola
La Concejalía de Medio Ambiente de Fuengirola, Málaga, ha informado de la cantidad de aceite usado doméstico que se ha recogido en el servicio puesto en marcha: un total de 120.000 litros de aceite usado en los primeros seis meses de 2011. Es una gran noticia para el medio ambiente, pues el aceite es un residuo muy contaminante para el agua. Sólo un litro de aceite contamina 50.000 litros de agua potable. Durante el último mes del periodo (junio) se han conseguido reciclar un total de 29.000 litros de aceite doméstico. La concejala de Medio Ambiente ha felicitado a los ciudadanos, que han colaborado con responsabilidad y eficacia a la medida.

Según los cálculos, con la recogida efectuada en Fuengirola estos seis últimos meses se ha evitado que se contaminen 120 millones de litros de agua. Evitar el gesto de tirar el aceite por el fregadero, un comportamiento hasta ahora cotidiano, es muy perjudicial puesto que es un residuo con graves repercusiones medioambientales por las características físicas y químicas del aceite usado.

El Ayuntamiento de Fuengirola pone al servicio de los ciudadanos diversos modos para que depositen el aceite doméstico usado a través de gestores autorizados. Uno de ellos, todos los martes en horario de mañana en la entrada del recinto ferial, los vecinos pueden depositar este residuo de forma gratuita, en el punto de recogida instalado por Savisol.

También existe un servicio gratuito de recogida de bidones en las comunidades de vecinos. Pueden solicitarlo cualquier comunidad de vecinos que lo desee, recibiendo un contenedor homologado de 25 a 1.000 litros en el que se puede depositar el aceite doméstico usado. La retirada y cambio del contenedor por otro vacío se realiza a requerimiento de la comunidad sin coste alguno. Por último, también se puede depositar en el punto limpio móvil Ecomóvil todos los segundos y cuartos jueves de cada mes en horario de ocho de la mañana a dos de la tarde en el recinto ferial.

Fuengirola demuestra así que, cuando se facilita al ciudadano un sistema apropiado para el reciclaje de aceite, la mayoría de la población lo usa y el medio ambiente lo agradece.