Recorrer rutas naturales con la ayuda de un GPS
Las nuevas tecnologías pueden usarse para disfrutar de la naturaleza. Es lo que propone el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de España (MARM), que ofrece, a través de su web, la posibilidad de descargar los itinerarios de 68 Caminos Naturales ubicados tanto en la Península, como en Baleares y Canarias. Una vez descargados, se podrá seguir la ruta desde un GPS. Perderse en medio del bosque o del campo será casi imposible (aunque, ¿no le resta cierto encanto?).

Así, a través del GPS, del teléfono móvil o de una Blackberry, los ciudadanos que decidan darse un paseo por una de esas rutas y disfrutar de la naturaleza tendrán disponibles planos e informaciones sobre el recorrido. Las rutas están agrupadas, para su descarga, por regiones.

Por ejemplo, si se desea recorrer alguna de las rutas que se ubican en Aragón, se puede descargar la información de los caminos naturales del Ebro o del Tarazonica, en Zaragoza; o del camino de Ojos Negros, de la Val de Zafán, del Río Guadalaviar, en Teruel. Mientras que en Huesca se encuentran el camino natural del embalse de Lanuza, el del Somontano de Barbastro, el de Pedro Saputo o el de Castejón de Monegros, entre otros.

En la actualidad, hay en España más de 3.200 kilómetros de Caminos Naturales. El objetivo de acercar al ciudadano al medio rural para que pueda descubrir la biodiversidad y el patrimonio natural, sin olvidar que es una manera de conocer los pueblos, los monumentos, las tradiciones y la gente del lugar.

Para recibir la señal, el GPS debe tener una visión del cielo sin elementos que obstruyan la señal de los satélites, como árboles, edificios o cortados rocosos. En lugares cerrados o muy encajonados, el GPS puede no funcionar correctamente y, por tanto, no aportar datos precisos.

Las condiciones meteorológicas como la niebla o nubes muy densas también pueden afectar negativamente a la correcta recepción de la señal. Por tanto, aún queda sitio para la aventura y se recomienda llevar siempre mapas de la zona en papel y una brújula.