RecycleBank: dinero y premios para incentivar el reciclaje
En algunos países es muy habitual ver iniciativas que sirven para estimular el reciclaje. Por ejemplo, en Estados Unidos, Australia o Canadá se incentiva a los ciudadanos con dinero y premios para que reciclen más. Los sistemas son de lo más variados y originales, aunque todos coinciden en que suelen ser muy efectivos porque aumentan la tasa de material reciclado.

Desgraciadamente, las campañas de concienciación no siempre son efectivas. Se invierte mucho dinero pero los resultados no son ni mucho menos los esperados. En ese caso… ¿por qué no invertir ese dinero en premios directos para los ciudadanos? Eso es precisamente lo que Patrick Fitzgerald se preguntó en 2004. Inmediatamente dejó su trabajo en Wall Street y fundó RecycleBank junto a su amigo Ron Gonen.

Funcionamiento de RecycleBank

Los consumidores reciben puntos que pueden canjear por diversos productos o servicios asociados si reciclan sus basuras. Los puntos también se pueden obtener utilizando la tarjeta Visa Gconomy, que ayuda a promover el programa de educación ambiental “Escuelas más verdes”.

RecycleBank se lleva un porcentaje del ahorro obtenido disminuyendo la cantidad de basura que va a parar al vertedero. Además, también gana dinero gracias a los patrocinios y la publicidad en diversos canales: Internet, contenedores de reciclaje, correo postal…

El sistema gira en torno a un dispositivo electrónico capaz de medir la cantidad de basura reciclada en cada hogar. Cuanto más recicla más puntos se obtienen. Lo máximo es alcanzar 400 dólares mensuales en puntos.

RecycleBank: dinero y premios para incentivar el reciclaje
Los usuarios pueden consultar en todo momento la cantidad de puntos acumulados a través de Internet o llamando por teléfono. Estos también pueden ganar más puntos a través de encuestas.

Seguro que más de uno habrá pensado que se podrán llenar los cubos de basura con cualquier cosa sin que el dispositivo lo detecte. Pues bien, tengo que deciros que el dispositivo es capaz de detectar el mal reciclaje y, lógicamente, lo sanciona con la pérdida de puntos.

Este curioso proyecto se inició en dos barrios de Philadelphia, aunque su éxito fue tal que actualmente ya lo pueden disfrutar en más de 300 comunidades repartidas por 26 estados. Según los responsables de RecycleBank, ya se han salvado más de 5 millones de árboles y se ha conseguido evitar que más de 200.000 toneladas de basura terminen en vertederos.

RecycleBank: dinero y premios para incentivar el reciclaje
Para los más curiosos, deciros que la división de deshechos hasta la fecha ha sido la siguiente:

– 55% papel, 26% vidrio, 7% cartón, 4% plástico, 3% latas, 2,6% otros, 2% chatarra y 0,4% electrónico.

Este modelo de negocio tan beneficioso para el medio ambiente no ha pasado desapercibido para nadie. Ha recibido infinidad de premios y reconocimientos, por lo que podemos decir que es un modelo a seguir.