Reduce tu consumo de calefacción en un 12%

Aunque estamos teniendo un invierno de los fríos, especialmente durante estas dos últimas semanas, te traemos unas sencillas técnicas para reducir, entre todos, el consumo de calefacción hasta un 12%. Y todo sin pasar nada de frío ni en el hogar ni en el trabajo. Es una propuesta que, aunque parezca dura o sacrificada, en realidad es bastante simple y muy positiva tanto para nuestra cartera, como para el planeta. Para hacerlo aún más sencillo y competitivo, podemos comenzar haciendo nuestro reto en grupo, de manera que así estemos contribuyendo a una buena causa común. ¿Te apuntarías al desafío?

Reduce tu consumo de calefacción en un 12%

Esta idea la lanzó hace unos años la asociación Prioriterre, basándose en el ahorro energético a través del trabajo en grupo. Se llama “Retos para familias con energía positiva” y propuso el agrupamiento de personas que querían reducir la calefacción en sus hogares en grupos de diez para intercambiar ideas, trucos y consejos. Estos grupos se reunieron periódicamente para compartir los trucos más efectivos en el propósito de bajar significativamente la factura de la calefacción (aunque también puede aplicarse a la de la luz, el gas o el agua, por ejemplo). La idea, según lo explica esta asociación, es hacer de este reto una idea divertida, estructura y dinámica.

Reduce tu consumo de calefacción en un 12%

Por lo visto, la iniciativa tuvo tanto éxito en países Francia que fueron 500 los ciudadanos que se apuntaron e intercambiaron sus ideas. Todos ellos han conseguido reducir de media el 12% de su calefacción en un mes, superando con creces el objetivo inicial de la asociación, que era del 8%.
Lo que hizo Prioriterre es crear una aplicación o página web donde se podían medir exactamente cuánta calefacción -o energía, depende del tipo que tengamos- se gastaba en cada casa y, a partir de ahí y a medida que se implantaban las iniciativas, obtener una serie de gráficos que midan la evolución del consumo de energía medio por día. Así veían cuáles eran realmente efectivas y se podían compartir con el equipo en la siguiente reunión. De momento, no conocemos en España una asociación que proponga algo tan completo, aunque estamos trabajando en buscarlo para poder compartir en Ecología verde también esta actividad.

Algunas de las propuestas que mejor funcionaron

Tras unos meses funcionando, estas son las medidas más efectivas para reducir la calefacción (y la energía en general) y caminar hacia una sobriedad energética mayor en los hogares y empresas, según han apreciado los participantes:

– Disminuir la temperatura del calentador de agua.

A lo mejor estamos utilizando en nuestro calentador mayor temperatura de la que necesitamos. Intenta regularlo hasta lograr la óptima.

– Baja en medio grado la temperatura del termostato de la casa.

¿En tu casa hace frío o más bien calor cuando se tiene la calefacción encendida durante unas horas? A veces, sin darnos cuenta, tenemos la casa más caliente de lo que deberíamos, pero no sabemos regular eficientemente esta temperatura. Si en la calle hace mucho frío y en el hogar tenemos demasiado calor, es mucho más fácil, además, caer enfermos debido a los contrastes térmicos.

Reduce tu consumo de calefacción en un 12%

– Insolar convenientemente los tubos de calefacción del circuito hidráulico.

Esto depende muchísimo de cada sistema de calefacción, pero podemos decir que una revisión del mismo ahora nos puede hacer cerciorarnos de que funciona convenientemente y si lo insolamos adecuadamente estaremos utilizando la calefacción de una forma más eficiente.

Reduce tu consumo de calefacción en un 12%

– Bajar la temperatura de nuestros radiadores cuando nos ausentemos.

Según ha publicado Prioriterre, economizamos hasta el 25% de energía si nos acostumbramos a bajar la calefacción al menos en 4 grados cada vez que estemos fuera de casa más de 2 horas. Con esta bajada, la casa se mantendrá caliente todavía, pero estaremos ahorrando. No olvides también bajarla o apagarla 1 hora antes de acostarnos. El calor del día mantendrá la casa a una temperatura adecuada.

– No tapar los radiadores.

Aunque quizá nunca lo habías pensado, tapar los radiadores con cortinas o muebles hacen más difícil la circulación de aire caliente y limitan la actividad de los rayos térmicos. El calor que proporciona un radiador se reduce hasta en un 20% cuando la difusión del calor está bloqueada por un mueble o cortina. Intenta dejarlos todos al descubierto y tu casa se calentará antes.

– Mantén los radiadores limpios y libres de polvo.

También el polvo y la suciedad imposibilitan que los radiadores puedan dar todo el calor a tu hogar. Asegúrate de que siempre estén libres de polvo y funcionarán mejor.

– Aprovecha la energía solar durante el día.

Las cortinas y ventanas son unos grandes insoladores en las casas, por eso en las horas más frías del día es conveniente que estén bloqueando el frío exterior para que nuestra casa esté lo más caliente posible. Pero no está de más averiguar cuándo son las horas más cálidas del día, aprovechar para ventilar y que sea el propio sol quien caliente nuestro hogar, dando un descanso a la calefacción.

Reduce tu consumo de calefacción en un 12%

– Apagar la calefacción cuando estemos solos o podamos utilizar otros objetos térmicos.

Que haga frío fuera no significa que tengamos que tener puesta la calefacción al máximo durante todo el día y toda la noche. Hay momentos que podemos darle un respiro durante varias horas. Para ello podemos utilizar objetos como edredones, mantas, bata-mantas, zapatillas de estar por casa, sacos que se calientan en el microondas, etc.

Reduce tu consumo de calefacción en un 12%