Regala una cesta de productos ecológicos

Seguro que, en muchas ocasiones, has tenido que hacer un regalo a alguien especial y no se te ocurre cómo acertar resultando, además, original. Esta opción que te proporcionamos y podrás personalizar según los gustos del afortunado, es una apuesta segura y ecológica con la que triunfarás.

Pocos regalos son tan prácticos y vistosos como una cesta. Las vemos a diario de todo tipo: de productos de belleza, de productos de alimentación, enseres para el bebé… Esta vez vamos a construir artesanalmente una cesta enteramente ecológica, desde su soporte hasta los productos que vamos a incluir. No dejes de tomar nota.

Por un lado tenemos la cesta o canasta. No sólo servirá para presentar los deliciosos productos que vamos a meter ahí dentro, sino que puede ser utilizada después para infinidad de cosas: como adorno de jardín o interior, como recipiente, para hacer un picnic… Para la cesta, puedes reutilizar una que ya tengas, comprar una a base materiales reciclados o bien elaborar una tú misma con tiras de mimbre, si bien este proceso es más costoso y requiere de tiempo y cierta destreza.

Otra bonita manera es hacer cestas con papel de periódico. Para eso debes seguir varios pasos:

-Almacena varios periódicos viejos y corta cada página de los mismos en cuatro partes más o menos iguales desde su eje más largo. Si la cesta va a ser pequeña, corta cinco.

-Enrolla cada una de las partes desde la esquina en diagonal, de forma que un extremo quedará más ancho que otro. Pega con cola al acabar.

-Tras repetir la operación varias veces, habrás obtenido los “palitos de periódico” necesarios para “tejer” la cesta. Píntalos de uno o varios colores.

-Elige ocho de estos palitos (o más, depende del tamaño de la cesta) y divídelos en grupos de cuatro formando una cruz. Pégalos en el centro.

-A partir de ahí, iremos “tejiendo” la cesta pasando cada uno de los palitos por encima o por debajo, hasta formar un cuadrado. Si la cesta va a ser circular, el proceso será diferente, pero muy similar.

Si es la primera vez que vas a hacer una, hazte con un tutorial que lo explique paso a paso. ¡Es mucho más sencillo de lo que parece y los resultados son perfectos! Así es como te puede quedar una cesta o canastilla hecha con papel de periódico:

Regala una cesta de productos ecológicos

Rellenar la cesta

Una vez que tengamos la canastilla, elegiremos con qué llenarla. Una opción siempre acertada es decantarnos por una cesta de productos frescos; por ejemplo, frutas y verduras de temporada. Para ello, solo tienes que ir a tu tienda ecológica de confianza y elegir todas aquellas naranjas, melones, y hortalizas que se te ocurran, combinando formas y colores para resultar en un regalo más vistoso. Si tienes tu propio huerto, será un regalo espectacular incluir estos productos tan “propios” en la cesta de regalo.

Regala una cesta de productos ecológicos

Otros productos alimenticios

Pero lo ecológico no se reduce a frutas y verduras. En realidad, puedes optar por todo tipo de alimentos que se hayan obtenido usando procesos naturales. La opción de frutas y verduras tiene como desventaja que hay que consumirlas con rapidez para evitar que se pongan malos. En cambio, puedes decantarte por productos envasados, intentando usar envases naturales o en tarritos de plástico. Para ello, escoge cereales, chocolates, semillas, yogures vegetales, legumbres…

Una pequeña cesta de infusiones

También es una opción muy bonita y necesitarás confeccionar una canastilla más pequeña. Alterna tipos de infusiones naturales de muy diferentes sabores (puedes incluso incluir una pequeña tetera o un juego de cucharillas). El café y el chocolate ecológicos también tienen aquí su cabida. Un regalo que encantará a los amantes del té.

Regala una cesta de productos ecológicos

La cesta del desayuno

Una pequeña variante de la anterior. Puedes igualmente escoger té y otras infusiones, pero añadiendo además paquetes de cereales ecológicos, como copos de avena integrales o teff, quinoa, galletas de avena, leche, huevos ecológicos, pan ecológico, zumos de naranja y todo lo que se te ocurra para dar a tu amigo o amiga un dulce despertar.

La cestita oriental

¿Qué te parece regalar en tu cesta un kit para hacer sushi o similar? Mucha gente aún no sabe elaborarlo, aunque es facilísimo, así que si le facilitas los ingredientes y un pequeño manual, seguro que se animan a probarlo. Solo necesitarás arroz redondo ecológico, algas especiales, salsa de soja y un set especial hecho de bambú, además de muchas otras salsas, vinagres o especias que puedes añadir. Un regalo oriental de gran originalidad.

Cesta de vinos

También hay vinos ecológicos, por lo cual las opciones de combinar diversos tipos son enormes. No sólo vinos, también puedes hacer la cesta a partir de muchísimas bebidas que puedan gustar al afortunado receptor de la cesta.

Productos de belleza e higiene naturales

Si no quieres únicamente incluir productos comestibles, quizá sería mejor idea confeccionar una cesta a base de productos naturales, como jabones (que podrás hacer tu mismo), champús ecológicos, esponjas, cremas naturales, aceites… y todo tipo de productos no contaminantes que vayan a hacer las delicias de la persona que los recibe.

Regala una cesta de productos ecológicos

Cesta de velas

Un regalo muy aromático y original. Recuerda elegir velas no contaminantes, como las de cera de soja, y combinar diversas formas, tamaños y colores. Si tienes algo de tiempo, confecciona las velas tú misma haciendo el regalo de lo más personalizado. En este post de ecologiaverde.com te explicamos cómo.

La cesta “picnic”

Puedes incluir todo tipo de artículos procedentes de la agricultura o ganadería ecológica, certificados oficialmente, como café de comercio justo, zumos, cacao a la taza, pastas, té, miel, mermeladas, bombones y cava hasta inciensos o productos de cosmética natural.

Canastillas para bebés

A los papás les gustará saber que su hijo es cuidado con los productos más naturales y contribuyendo para el medio ambiente. Toalla de baño para bebés, cepillo para pelo de bebé, toallitas eco-baby, bolsitas biodegradables para pañales, loción corporal, champú, gel y un largo etcétera.

Regala una cesta de productos ecológicos

Cestas de embutidos

Las cestas no tienen por qué ser hechas solo de frutas y verduras para ser ecológicas. Basta con que sepamos que los productos que incluimos han pasado por unos procesos respetuosos con el medio ambiente. Así, es posible elaborar una cesta con aceite de oliva virgen extra ecológica, lomo, chorizo y jamón ecológicos, paté a la pimienta y un largo etcétera con tintes de gourmet.

En realidad, tu cesta ecológica puedes rellenarla de casi todo lo que se te ocurra atendiendo a los gustos y aficiones de la persona a quien se lo vas a regalar. Es un regalo tan apto para un cumpleaños, como para una boda y bautizo y una opción a tener en cuenta si quieres regalar a gran escala, por ejemplo, cestas a tus empleados al llegar la navidad.

Una vez elegido su contenido, no olvides decorar con ramas secas o lazos.