Regala un bosque, proyecto para recuperar bosques quemados
El proyecto “Regala un bosque” pretende concienciar sobre el problema que genera el fuego en los bosques. Para ello, se van a celebrar una serie de carreras solidarias en espacios naturales que han sido devastados por el fuego. Se llama así porque los participantes regalan a la comunidad local la reforestación de la zona devastada por el fuego.

Con la colaboración de empresas e instituciones de ámbito local, se quiere sensibilizar a la población del peligro que supone cometer las negligencias más habituales y sobre las formas en las que se pueden prevenir los incendios forestales, así como consejos para actuar en áreas devastadas por las llamas.

La celebración de la carrera es una forma de recordar que una zona en concreto fue devastada por el fuego y que necesita de nuestra ayuda para no que no caiga en el olvido. Los efectos de un fuego van mucho más allá del impacto mediático que se produce los primeros días, sus consecuencias perduran durante muchos meses o, incluso, años.

Después de que se produzca un incendio en un bosque es vital para el medio ambiente regenerar el ecosistema y ayudar, de esta forma, a las personas que dependen del entorno natural. En definitiva, la sensibilización contra el fuego debe trasladarse a toda la sociedad y la solidaridad hacia las zonas quemadas va más allá de ser un problema local.

En estas carreras solidarias se pretende recuperar una zona devastada por el fuego, destinando el 100% de la recaudación de las inscripciones de los participantes para la reforestación del lugar. No se trata de carreras en las que gana el más rápido o el más resistente. Ganan todos los habitantes de la zona y la biodiversidad del medio ambiente.

Una de estas carrera se celebrará el domingo 10 de julio de 2011 en el Monte Deva, donde se produjo un incendio en 2008. Los participantes recorrerán casi diez kilómetros y, también, habrá otro recorrido para los que prefieran hacer senderismo de unos seis kilómetros.