medioambiente.jpgMañana se reunirán en Río de Janeiro los representantes de 20 países, además de organizaciones multilaterales, con la intención de repasar y actualizar los actuales tratados globales sobre medio ambiente. La reunión ha sido puesta en marcha por medio del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil. El objetivo es refrescar los debates de la Segunda Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Medio Ambiente (ECO-92), celebrada en Río de Janeiro en 1992.

Los países que tomarán representación serán: Alemania, Antigua y Barbuda, Argentina, China, Costa Rica, Egipto, Estados Unidos, Rusia, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Pakistán, Portugal, Kenia, Reino Unido, Senegal, Suráfrica y Venezuela. Todos ellos representados por parte de ministros y otras personalidades.

Por parte brasileña, se darán cita los ministros de Relaciones Exteriores (Celso Amorim) y Medio Ambiente (Marina Silva). A su vez, también están invitados delegados de la Unión Europea, representantes de la Comisión para el Desarrollo Sustentable de la ONU y del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Otro de los objetivos de la reunión es convertirse en una primera toma de contacto que haga sacar alguna conclusión para no ir de vacío al próximo encuentro convocado por la ONU sobre el cambio climático. Dicho encuentro se celebrará en Nueva York.