Rescatadas cinco personas después de 5 días rodeados de tigres
Cinco hombres han estado rodeados de tigres durante cinco días, subidos a un árbol. Una situación de película que ha ocurrido en la vida real. Tras esos cinco días, los cinco fueron rescatados gracias a las labores de un equipo de unas treinta personas, entre los que había domadores de tigres, que atrajeron a las fieras con cantos y mantras.

Las cinco personas fueron atacadas dentro de los límites del Parque Nacional de Gunung Leuser Aceh por una tigre madre. Querían cazar un ciervo, pero, en una de sus trampas, cayó accidentalmente un cachorro de tigre. La madre del cachorro mató a uno de los hombres, de 28 años de edad, mientras que el resto treparon al árbol para salvar su vida.

Allí subidos, pidieron ayuda con sus teléfonos móviles. Algunos residentes de la cercana aldea Kiri Simpang, de donde provenían los hombres, llegaron al lugar, donde encontraron los restos de la persona a la que había atacado la tigresa y más compañía: otros cuatro tigres. Así que el primer grupo de rescate tuvo que volver sobre sus pasos, dejando a los hombres en el árbol, para preparar otro equipo de rescate mejor organizado.

Finalmente, el grupo volvió con tres domadores de tigres que lograron alejar lo suficiente a los animales para que los hombres que estaban en el árbol pudieran bajar y ponerse a salvo.

Un parque protegido con tigres, elefantes, rinocerontes

Rescatadas cinco personas después de 5 días rodeados de tigres
Los hombres recorrían el bosque protegido en busca de madera de agar, una madera resinosa que se usa en perfumes y en palos de incienso y que se vende a más de 500 dólares el kilogramo. Pero la mala fortuna se cernió sobre ellos cuando el cachorro de tigre fue capturado por una trampa que habían preparado para cazar ciervos para la comida.

Aventurarse así en la selva es peligroso, no sólo por los tigres, sino también porque hay elefantes, rinocerontes y orangutanes. Entrar en los bosques protegidos del Parque Nacional de Gunung Leuser es muy peligroso. Se trata de uno de los últimos hábitats del tigre de Sumatra, que se encuentra en peligro de extinción. Los tigres se ven amenazados por la pérdida de su hábitat como consecuencia de la deforestación y la caza y son muy sensibles a la presencia humana.