Restaurante de comida rápida ecológica
Alemania, concretamente la ciudad de Hamburgo, cuenta con el primer restaurante ecológico de comida rápida del mundo. Como si de un McDonald’s se tratase, se puede comer tranquilamente en menos de media hora, pues la comida se sirve de inmediato en los mostradores tras realizar tu pedido. Además, los precios son tan baratos como los de la cadena americana, pues por unos 5 o 6 euros podrás tener tu menú del día.

A pesar de que podáis pensar que sólo se ofrece comida vegetariana, no es así. También se puede comer carne dentro de esta cadena de restaurantes llamada Nat. Jan Rosenkranz, fundador de estos restaurantes, presume de ofrecer productos de temporada provistos por agricultores de la región. Eso hace que la carta sea muy variada, pues cambia 4 veces al año.