Retornar antes que reciclar
Hace años, en España, si se retornaban los cascos de las botellas a la tienda, devolvían una pequeña parte del importe o lo descontaban de la siguiente compra. Por aquel entonces no se hacía por motivos ecológicos, ya que no existía tal conciencia medioambiental, sino por una obsesión (o la necesidad, en muchos casos) por el ahorro. En algún momento de finales de los ochenta se dejó de actuar de este modo. Quizá por la desaparición de las tiendas que vendían bebidas y aceptaban los vidrios retornables. Quizá porque la mayoría de la gente comenzó a comprar en supermercados y grandes superficies.

Ahora, una asociación llamada Retorna quiere volver a implantar este sistema en España. Esta vez, por ecologismo, para incentivar a que las personas reciclen todos los envases. Una vez más, se quiere llegar al ecologismo a través del bolsillo.

La idea no es nueva. En Alemania se está llevando a cabo desde 2003. Por cada envase devuelto, el consumidor recibe 25 céntimos de euro. Quizá no sea mucho, pero piensa en las cervezas que te bebes en un mes. O los cartones de leche que se usan para el desayuno de los niños. Además, en Alemania es posible realizar esta acción respetuosa con el medio ambiente y beneficiosa para el bolsillo en máquinas de vending colocadas para tal efecto.

El sistema se llama de depósito, devolución y retorno (SDDR). Alemania ha conseguido, gracias al sistema SDDR, una tasa de recuperación de envases del 98,5%. Esto supone prácticamente la totalidad de lo que se consume.

Hay dos tipos de envases en este sistema. Los recipientes de un solo uso, que pasan directamente a su reciclaje, y los de múltiples usos, que se lavan y se vuelven a usar. La ONG Deutsche Umwelthilfe, que es la que ha impulsado este sistema en Alemania, señala que no supone ningún coste adicional para el consumidor, siempre y cuando éste recicle. Quien no recicla, sí paga. Quien contamina, paga, en otras palabras. Este sistema se está desarrollando en otros países como Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia u Holanda.