Riega tus plantas con una nube propia
Desconocemos a qué huelen las nubes, pero gracias a Cloudy Belle, una divertida nubecita que riega las macetas, sabemos que pueden inspirar auténticas monerías para decorar nuestro hogar cuidando de las plantas de un modo más sostenible.

Su funcionamiento es sencillo, tanto como rellenarla de agua. Después, ella solita se encargará de ir lloviendo de forma dosificada, hasta agotar los 33 cl. de capacidad. Una vez agotada, volvemos a llenar y volverá a llover…

Todavía en fase de prototipo y buscando apoyo en Indegogo (indiegogo.com/projects/cloudy-belle), plataforma internacional de crowdfunding, sin embargo su aspeto y características están bien definidas. Las imágenes hablan por sí solas: es un producto de diseño innovador, con vocación verde, que hace un simpático guiño a los niños y busca enamorar también a los mayores. ¿Pero, lo conseguirá?

Un riego sostenible

La idea es original como pocas y ganas de triunfar no les falta a sus creadores. Pensando en todo, además de ofrecer distintos colores, con cada Cloudy Belle incluyen un exclusivo cuento sobre el ciclo hidrológico, para enseñar a los mas peques como funciona el planeta. Por lo tanto, con este insólito invento tenemos cómo decorar de forma divertida las macetas, cómo enseñar a los niños el ciclo hidrológico captando su interés y una manera fácil y cómoda de regar de un modo sostenible, dosificando el riego de tus plantas.

Riega tus plantas con una nube propia
Lo que no sabemos es cómo se podría hacer para adaptarlo a las distintas necesidades de riego a lo largo del año o en función de su ubicación y tipo de planta. Éste podría ser un inconveniente a la hora de utilizarlo, si bien tiene una pinta increíble para sensibilizar a los niños sobre la importancia de respetar Naturaleza, más allá del ciclo de agua. Como curiosidad, el primer prototipo se imprimió en 3D y sus medidas son 24 cm de alto, incluyendo el pincho, y 16 de ancho.