Riesgo inminente de una epidemia de Dengue en Europa
El virus del dengue tiene una distribución geográfica similar a la de la malaria y, en ambos casos, son enfermedades virales transmitidas por mosquitos. Si ya vimos que el cambio climático la aumentaba, propiciando la extensión de la malaria por Europa, ahora conocemos que el dengue también podría hacerlo de forma inminente.

Horror de los horrores, los expertos dicen que sólo es cuestión de tiempo que el virus del dengue se extienda por el continente europeo. ¿La razón? El aumento de las temperaturas provocado por el calentamiento global hace que se den las condiciones climáticas idóneas.

Dicho en plata: todo está listo para agradar al nuevo huésped, el temido mosquito Aedes aegypti, principal transmisor del dengue y de la fiebre amarilla para quedarse. Proliferará, empezará a multiplicarse en plan epidémico de tan a gustito que se encontrará por estos lares, sin necesidad de bufandas ni abrigos, en su hábitat recién conquistado.

Expertos de la unidad de epidemiología de la Universidad de Umea, en Suecia se han puesto a temblar, y no precisamente de frío, tras concluir que, en efecto, está al caer el inicio de brotes epidémicos de Dengue en Europa. Surgirán por la extensión tanto del mosquito Aees aegypti como de su primo hermano, el mosquito tigre (Aedes albopictus), que también se ha establecido en Europa durante la última década. Sin ir más lejos, en la isla portuguesa de Madeira se han registrado brotes.

Riesgo inminente de una epidemia de Dengue en Europa
Además de los cambios medioambientales, la globalización de comercio y viajes y la urbanización serán factores que ayudarán a la transmisión de ésta y otras enfermedades vectoriales a zonas que hasta ahora se habían librado de ellas, como la fiebre chikungunya o el virus del Nilo Occidental.

No existe vacuna para el dengue. Los síntomas son similares a los de un resfriado y en su variante más virulenta puede ocasionar fiebres hemorrágicas y resultar mortal. Un mal panorama, sobre todo teniendo en cuenta que las epidemias pueden presentarse en cualquier momento.