Río Ebro: Miles de animales mueren ahogados, atrapados en las granjas
Las trágicas inundaciones del río Ebro se han cobrado miles de víctimas no humanas, animales que han perecido ahogados en granjas, como vacas, cerdos o aves, así como perros, gatos y caballos. Si bien la riada ha sido un imprevisto, en gran medida, la muerte de estos animales ha sido la crónica de una muerte anunciada.

En efecto, para desgracia de los animales, los granjeros no han movido ni un dedo por ellos. Fieles a su lógica explotadora, han hecho cuentas y simplemente han dejado decidir a los números, por lo que salía más a cuenta dejarlos morir atrapados en las granjas, encerrados con llave, para así cobrar las polizas de seguro, según denuncian grupos defensores de los animales.

La situación ha sido tremenda, pues si bien algunos animales se encontraban en el exterior, con posibilidad de escapar, la gran mayoría, miles de ellos, estaban encerrados en granjas, por lo que han muerto o están muriendo ahogados, sin tener una oportunidad de salvarse. Ni siquiera se les han abierto las puertas, lamentan los activistas, con el fin de cobrar el seguro, mientras alcaldes, concejales y demás representantes políticos les dan la cohartada perfecta cuando afirman que algunas zonas inundandas donde había granjas no se desalojaron porque no se creía que fuesen a inundarse.

Activistas al rescate

Activistas defensores de los animales han estado dando la voz de alarma sobre esta terrible situación, buscando el modo de intentar ayudarles, a la desesperada y, lógicamente, sin los medios necesarios para hacerlo. Aún así, están organizándose como buenamente pueden y han conseguido salvar a algunos de los que han sobrevivido, y siguen haciéndolo recurriendo a voluntarios que no conciben el trato que está dándoseles, incluyendo también a las instituciones, afanadas en retirar cadáveres para evitar la contaminación en las aguas del río.

Río Ebro: Miles de animales mueren ahogados, atrapados en las granjas
Desde Vegan Hope Animal Association , asociación cuyo objetivo actualmente es crear un santuario de animales, lamentan que no haya servicios de emergencia para salvarlos en este tipo de situaciones extraordinarias. Por un lado, critican duramente que los animales de granja se les dé “menos valor que los inmuebles”, y ni siquiera tengan derecho a ser socorridos por tratarse de “seres explotados para el consumo de los humanos”.

También critican, junto con otras asociaciones, como el Santuario Gaia, Adala Zaragoza, el Partido Animalista Pacma o Amnistía animal, que los ganaderos salgan beneficiados con estas muertes mediante la indemnización de las pólizas de seguros.

Así pues, el resultado no es otro que “abocarlos a la muerte” y, de hecho, están muriendo sin que nadie haga nada por ellos. “Mueren ahogados en Miranda de Ebro los perros encadenados en huertas cercanas al río. Ni propietarios ni autoridades movieron un dedo”, denunciaba un tuit de Pacma, desde donde también se reivindican “planes de evacuación de animales en catástrofes”.

Llegar antes que la muerte…

Sólo en Villafranca de Ebro, donde la crecida del río ha provocado graves problemas, excepto en el casco urbano, una granja de cerdos ha quedado totalmente inundada, acabando con la vida de su animales, un total de 2.600 animales.

Por ellos ya no puede hacerse nada, pero hay muchos animales abandonados a su suerte en la riada, ahogándose y sufriendo situaciones dramáticas. “Urgente!!! Juslibol, Zaragoza! !!! estan ahogando unos caballos! !! Se puede acceder a la zona. Vamos unos cuantos y hemos quedado en la entrada del pueblo. El que pueda que se acerque por favor se necesita ayuda!!!!!”. Es uno de los muchos mensajes de que pueden leerse en las redes sociales, pidiendo colaboración, si bien actuar no era nada fácil.

Río Ebro: Miles de animales mueren ahogados, atrapados en las granjas
En otro de los mensajes se habla de varios sitios en los que se necesita rescate y de una actuación a contrarreloj para salvar a caballos, perros y gatos, gallinas atrapadas en los árboles, cientos de terneras… “Vamos gente hay mucho por hacer y ellos nos necesitan!!!!!!! Si sabéis de mas sitios donde los animales necesitan ser evacuados y que esten vivos todavía avisadnos!!!!!!!!!!”

Víctimas silenciadas

Los telediarios no han reflejado esta situación, un pequeño gran detalle que no ha pasado desapercibido para los activistas. Muy al contrario, el activismo ha puesto el grito en el cielo por este silenciamiento. Se ha puesto en foco en las pérdidas materiales en campos y casas, garajes y similares, sin prestar atención al drama que han sufrido “las víctimas reales de la crecida, decenas de miles de fallecidos en sólo 4 días”, reza una nota de prensa de Vegan Hope.

“Miles de cerdos, vacas, ovejas, caballos, perros, gatos y otros muchos animales han fallecido porque sus dueños no fueron previsores y no los sacaron antes de ese lugar”, básicamente por desinterés, o justo por todo lo contrario, convertidos en moneda de cambio para los seguro. “Son sólo animales e incluso nadie saben ni que existen”.

Aunque esto no es del todo así. Afortunadamente, hay personas que, como ellos, sufren y luchan por ellos. “Llevamos 5 días desolados, con la moral por los suelos, viendo imágenes dantescas, animales muertos por el río, animales muertos en granjas, animales muertos en cheniles de cazadores y granjeros o ganaderos, animales muertos, animales muertos…”

Río Ebro: Miles de animales mueren ahogados, atrapados en las granjas
En la nota de prensa también lamentan la falta de colaboración por parte de las autoridades, que no sólo no hacen, sino que en muchas ocasiones tampoco dejan hacer,-los propios bomberos y guardia civil impedían el paso por seguridad publica, diciendo siempre aquello de “las personas son lo primero”-, por lo que realizan un llamamiento a quienes puedan ayudar a trasportar animales grandes y embaraciones (zodiacs, etc.) para poder llegar hasta ellos.

Zaragoza y alrededores es desolación, muerte, agonía, tristeza embarrada en las aguas del río Ebro, miles de victimas inocentes ahogadas sin que nadie hiciera nada, sin que nadie pudiera hacer nada. Miles de animales han perdido la vida porque no tenemos un servicio de emergencias para estas situaciones. Las verdaderas víctimas de la catástrofe son ellos, los animales, aquellos de los que nadie se acuerda, aquellos a los que nadie da importancia, pero todo el mundo explota y se come porque sí.

En el documento se habla de desesperación y también de esperanza, la que puedan tener los animales que sean rescatados y acogidos en protectoras y santuarios. “Entre tanto horror, dolor, lagrimas, desolación, tristeza, rabia, desesperación, horas sin comer ni dormir, de un lado a otro con los coches intentando llegar antes que la muerte, también existe la esperanza”, apuntan.

Tú también puedes ayudar

Desde Vegan Hope piden ayuda (econ@veganhope.org) para las protectoras que han perdido sus intalaciones por la extraordinaria crecida de las aguas, ahora más necesitadas que nunca, precisan de “mantas, collares correas material para construir de nuevo el refugio y dinero”.