Salmón genéticamente modificado para consumo humano
A los científicos les gusta jugar a ser Dios, como se suele decir. Pero es que, en el fondo, es su trabajo, ¿no? Es lo que pasó con la oveja Dolly. Aunque, a veces, hay efectos no deseados, efectos colaterales, que se subsanarán por el método de ensayo y error.

Después de Dolly, clonada en 1996, un grupo de biólogos asegura haber creado el primer pez genéticamente modificado para el consumo humano. ¿Te atreverías a probarlo? En Canadá, la empresa de biotecnología AquaBounty (que es estadounidense) cultiva huevos de salmón atlántico genéticamente modificados.

AguaBounty ha estado trabajando en este proyecto durante los últimos 17 años. Están a punto de lograr los permisos para que sus pescados se sirvan en un restaurante o se vendan en las tiendas.

La Agencia de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) es el organismo responsable de regular el asunto. Sin duda, traerá polémica. De momento, ha dicho que el salmón transgénico AquaAdvantage no tiene un “impacto significativo”. Nos encontramos a un paso de su aprobación definitiva. Sería el primer animal genéticamente modificado (GM) aprobado para consumo humano.

Aún se pueden presentar objeciones. Sin embargo, el doctor David Edwards, de la Organización de la Industria Tecnológica, cree que el informe será aprobado. El salmón AquaAdvantage criado de huevos provenientes del salmón del Atlántico ha sido modificado con rasgos del salmón Chinook del Pacífico y de la anguila marina para que crezca más rápido. Más alimento para una población mundial que no para de crecer.

Especie invasora

Salmón genéticamente modificado para consumo humano
Ya han aparecido las primeras críticas. La Federación del Salmón del Atlántico teme que el pez pueda escapar y llegar a los mares, reproducirse y afectar el ecosistema. Sin embargo, AquaBounty asegura que todos los salmones modificados genéticamente son hembras y, además, no son fértiles. Por otra parte, han sido criadas en instalaciones aisladas, por lo que es poco probable que el pez pueda reproducirse en la naturaleza. Si todo eso es verdad, no parece haber peligro de que se convierta en una especie invasora. Otro asunto bien distinto es qué efectos podría tener en una persona que lo consumiera…

AquaBounty no es la única empresa del mundo que investiga con animales genéticamente modificados. En otras se experimenta con genes para producir comida, medicinas, materiales, ganado mejorado o la creación de mascotas más atractivas.