Salvar a las tortugas de las redes de arrastre
El proyecto TED es un programa realizado por la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos para conseguir la reducción de la captura accidental de tortugas marinas en las redes de arrastre.

La Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos (CRAM), con sede en la localidad barcelonesa de Premià de Mar, está desarrollando un proyecto cuyo objetivo es reducir la mortalidad de tortugas marinas en las redes de arrastre. Para ello, se está probando la efectividad de los denominados Dispositivos Excluidores de Tortugas, más conocidos como TED (del inglés, Turtle Excluder Devices), que hasta el momento aún no habían sido probados en aguas españolas.

Este tipo de dispositivos son, en realidad, una rejilla de barras que desvía a las tortugas marinas capturadas en las redes de arrastre hacia una abertura de escape que se sitúa en la parte superior o inferior de la red. Les proporciona un camino por donde escapar.

El dispositivo funciona aprovechando la diferencia de tamaño entre las tortugas y las especies susceptibles de captura. De este modo, las tortugas y otras especies de tamaño parecido, como tiburones y rayas, no quedan atrapadas en las redes, mientras que las especies con valor comercial sí quedan atrapadas.

El uso de redes TED puede llegar a disminuir hasta en un 97% las capturas de tortugas. Tras comprobar los diferentes modelos de TED usados en todo el mundo y las características de la pesquería de arrastre que se lleva a cabo en aguas españolas, el proyecto se ha iniciado con el diseño de un modelo adaptado a este tipo de mallas. La segunda fase consiste en la prueba de este dispositivo piloto en una embarcación que realice este tipo de pesca en las inmediaciones del Delta del Ebro. La prueba se llevará a cabo en los meses de invierno, periodo en el que la tasa de captura de tortuga marina por arrastre en la zona es más elevada.