Se fotografían con un delfín moribundo
Sanya es uno de los destinos turísticos más populares en China. Al sur del país, tiene un clima tropical y unas largas playas de arena blanca y agua cristalina. Miles de turistas, tanto locales como extranjeros, visitan la región. En este bello paraje, unos turistas posaron para fotografiarse con un delfín moribundo. Las imágenes se han distribuido rápidamente por internet.

Según algunas personas que trataban de salvar al delfín, la actitud de estos turistas irresponsables dificultó sus esfuerzos para salvar al mamífero. En las imágenes, se puede ver al grupo de hombres sujetando al delfín fuera del agua mientras otra persona tomaba las fotografías.

Muchos otros turistas que había en la playa en aquel momento querían tocar al delfín. Chen Zhongcheng es uno de diez socorristas que llegaron después y trataron de salvar al animal. Según sus palabras, el delfín se encontraba en peligro porque respiraba con dificultad.

Un viejo pescador que vio lo que que ocurría comentó que el comportamiento de los nadadores era inadecuado y que casi ahogan al delfín. Expertos de un centro de rescate cercano llegaron horas después y recogieron al delfín. Pero fue demasiado tarde: el delfín murió varias horas después a causa de un pulmón colapsado.

Se fotografían con un delfín moribundo
Después de conocerse la noticia, algunos expertos y muchos internautas culpan de la muerte del delfín a los bañistas que tomaron las fotos. Wang Yamin, profesor de estudios marinos de la Universidad de Shandong, en Weihai, asegura que si no es por la actitud de este grupo de irresponsables, el animal podría haber sobrevivido. Incluso pide que se les acuse con cargos criminales.

Maltrato animal

Hua Ning, director del programa de China para el Fondo Internacional para el Bienestar Animal, ha comentado que “debe de haber sido una experiencia muy dolorosa para el delfín”.

Un delfín varado puede ahogarse en el agua. Lo que hay que hacer, si es posible, es cavar un hoyo en la arena, cubrir su cuerpo con una toalla húmeda mientras se echa agua cada dos minutos. Además hay que evitar que les de el sol directamente porque su piel se deshidrata.