Se salva al lagarto gigante de El Hierro de la extinción
El lagarto gigante de El Hierro es una especie endémica de la isla de El Hierro, en las Islas Canarias. La actividad humana y la introducción de especies alóctonas lo han llevado al borde de la extinción. Se conservan algunas poblaciones en riscos y en los Roques de Salmor, frente a las costas de la Isla. El Gobierno de Canarias lleva a cabo programas para la conservación de la especie.

Estos raros animales viven en medio del paisaje volcánico y la vegetación única de la pequeña isla canaria de El Hierro. El lagarto gigante de El Hierro es un ser vivo legendario, casi de otra era, podríamos decir. Hace 65 años se creía extinto. Pero se encontró una pareja que aún sobrevivía en el Valle de El Golfo, el punto más occidental de España.

Desde entonces, un programa de conservación lucha para que la especie no desaparezca. Y parece que lo han conseguido. En 1995 se inauguró el Centro de Conservación del Lagarto Gigante. Sólo vivían un macho y dos hembras. Tras un año, proporcionando a los animales los cuidados necesarios, entre otros, insectos vivos para su alimentación, nacieron doce crías. En la actualidad, se cuentan 260 ejemplares de esta especie. Paulatinamente, son devueltos a su hábitat natural.

Pero antes de soltarlos a la implacable naturaleza, se les enseña, por ejemplo, a reconocer a sus depredadores para que huyan de ellos. Los depredadores más habituales de este lagarto son las aves rapaces, como los cernícalos o los ratoneros. Así, se les prepara para la vida real. Algunos llevan incorporados collares de radio-control para que puedan ser seguidos por los investigadores del centro.

Además de la labor de recuperación de la especie, con el programa se ha descubierto cómo viven estos desconocidos lagartos. El centro de cría es conocido como el Lagartario y se puede visitar.