Se seguirán comercializando productos derivados de las focas en la UE
Asombra cada día más el descaro con que jueces y políticos defienden los intereses comerciales de empresas en vez de las opiniones de los ciudadanos, de sus propios votantes. El Tribunal General de la Unión Europea aprobó, hace unos días, un veto al comercio de productos derivados de las focas. Sin embargo, no había acabado el día cuando ya lo había suspendido. La razón: compañías y particulares afectados por la medida se lo pidieron. Compañías y asociaciones canadienses y noruegas. ¿La Unión Europea dicta las leyes que quieren los europeos o las que quieren las empresas, algunas de ellas, americanas?

Las dieciséis asociaciones (nueve empresas y siete particulares) que han recurrido la norma quedarán así exentas de su cumplimiento hasta que los jueces revisen los recursos de las partes implicadas y tomen una decisión definitiva al respecto. Si este lío jurídico se explica con ejemplos prácticos, prendas fabricadas con piel de foca o sustancias alimenticias como ácidos grasos (Omega 3) seguirán llegando a Europa hasta que se retire la excepción a la norma. Las asociaciones podrán enviar hasta el 7 de septiembre la información para su defensa. Después, los jueces tomarán una decisión, algo en lo que pueden tardar meses. Según los servicios legales de la Comisión Europea, el Tribunal prefiere valorar si los requisitos son demasiado exigentes, que es lo que opinan los demandantes.

Según explicó la Comisión Europea, la entrada en vigor de la prohibición al comercio de productos derivados de foca en la Unión Europea se mantiene para todos los que no presentaron este recurso ante el Tribunal. Es decir, que sigue aplicándose para el resto de la industria.

Los únicos que tenían una excepción al veto era los inuits (esquimales), cuyos productos sí eran aceptados por Europa, ya que esta comunidad aún utiliza métodos tradicionales para la caza de focas, es su modo de vida tradicional y no supone un peligro para el ecosistema de las regiones de Canadá o Groenlandia.