Seat inaugura la mayor planta solar de la industria del automóvil
Tras completar la tercera fase de este proyecto de energía limpia y renovable, el sistema fotovoltaico que ha instalado Seat en su planta de Martorell está funcionando a pleno rendimiento. Es la mayor planta de energía solar fotovoltaica en el sector de la industria del automóvil.

El proyecto, llamado “Seat al Sol”, demuestra que la empresa española es una de las compañías más sostenibles y responsables con el medio ambiente. En esta última parte del proyecto se han añadido 53.000 paneles solares sobre los tejados de los talleres y las áreas de almacenamiento provisional de los vehículos. Los 276.000 metros cuadrados de espacio ocupado por las placas equivalen a cuarenta campos de fútbol.

Jürgen Stackmann, presidente de Seat, recordó en la inauguración de la planta solar que la fábrica de Martorell celebra su vigésimo aniversario y que el proyecto Seat al Sol es un buen ejemplo de la evolución de la empresa. El compromiso medioambiental de la marca es parte de su estrategia como negocio.

El proyecto ha sido desarrollado con la participación de Gestamp Solar. La energía limpia a gran escala se ofrece en el mismo lugar de consumo. Con ello, se consigue un ahorro de 7.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año, una cantidad equivalente a 8,5 veces lo que es capaz de absorber el Central Park de Nueva York.

No ha sido necesario parar la producción de la fábrica

Seat inaugura la mayor planta solar de la industria del automóvil
Seat al Sol tiene casi 11 MW de potencia nominal y 12 MW de potencia máxima generada con 15 millones de kWh al año, un 25% de la energía anual necesaria para la fabricación del nuevo modelo, el Seat León.

El proyecto se ha llevado a cabo sobre estructuras ya construidas, de modo que no se ha tenido que modificar nada en las instalaciones y no ha afectado a los procesos de producción de la fábrica. Los paneles solares instalados en las áreas de almacenamiento, además de generar energía limpia, protegen a los coches de la lluvia. En total, el proyecto, desde 2010, ha supuesto una inversión total de 35 millones de euros.