Shell condenada en los Países Bajos por un vertido en Nigeria
La justicia de los Países Bajos ha dictado una sentencia histórica: la compañía petrolera Royal Dutch Shell es parcialmente responsable de un vertido contaminante en la región del Delta del Níger, en el sur de Nigeria. Según el tribunal, debería haber impedido el sabotaje contra una de sus instalaciones, sabotaje que causó el vertido.

El tribunal ha desestimado cuatro de las cinco denuncias contra la compañía y ha ordenado a la empresa el pago de compensaciones a un agricultor nigeriano, que era uno de los demandantes. Aún no se sabe a cuánto asciende dicha indemnización. Fueron cuatro ciudadanos, además de la ONG Amigos de la Tierra los que presentaron, en 2008, sendas denuncias contra la petrolera Shell.

La sede mundial de Shell está en los Países Bajos, por eso fue en dicho país donde se han reclamado las reparaciones por la pérdida de ingresos causados por la contaminación de tierras y ríos en el Delta del Níger, un terrible desastre medioambiental.

Los vertidos no se produjeron por una negligencia de la empresa petrolera. Al menos eso sí lo ha reconocido el tribunal. Fue un sabotaje lo que originó el desastre y no fallos en el mantenimiento en las instalaciones. Pero, aún así, el tribunal comenta en su sentencia que “Shell-Nigeria debería haber evitado el sabotaje, de alguna forma”. Por ello, el tribunal de distrito sentencia a Shell-Nigeria a pagar daños y perjuicios al demandante nigeriano.

El accidente se produjo por un sabotaje

Shell condenada en los Países Bajos por un vertido en Nigeria
Los cuatro nigerianos son pescadores y agricultores. Según la denuncia presentada, no podido seguir alimentando a sus familias debido a la contaminación procedente de los oleoductos y la refinería de Shell. Hubo varios vertidos: en 2004, 2005 y 2007. El tribunal ha rechazado cuatro de las denuncias (entre ellas, la de Amigos de la Tierra), pero ha dado la razón al quinto demandante, un agricultor.

Es la primera vez que Shell se enfrenta a un tribunal en su propio país por hechos ocurridos en el extranjero. Shell es la compañía petrolera y gasística más poderosa en Nigeria, con una producción de más de un millón de barriles diarios.