Sobrepesca de la caballa
El atún rojo está en grave peligro de extinción. Pero no es la única especie que se encuentra en esta situación. Según la Secretaría General del Mar, órgano dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de España, se puede llegar a cerrar la pesquería de la caballa en los próximos años si se sobrepasa la cuota calculada para 2011. Este año está en juego, pues, el futuro de la explotación pesquera de la caballa.

Por tanto, desde la Secretaría General del Mar de España, se aboga por un control estricto de cuotas y por la necesidad de que el sector de arrastre aporte las informaciones necesarias para el seguimiento y control de los niveles de consumo de las mismas.

La cuota de la pesquería de la caballa para 2011 se ha visto reducida en 4.500 toneladas debido a la sobrepesca de casi veinte mil toneladas calculada por la Comisión Europea en 2010. Este año, la Secretaría General del Mar se vio obligada a cerrar la pesquería cuando los datos en su poder alcanzaban el 90% de consumo de la cuota asignada. El alto porcentaje de sobrepesca se produjo como consecuencia de los retrasos en las comunicaciones de los datos de captura y desembarques que el sector está obligado a entregar.

De este modo, los datos históricos de la pesquería reflejan que en los desembarques a finales de mes de febrero de 2010 alcanzaban las 14.600 toneladas, obteniéndose un total de capturas en la campaña de 44.225 toneladas. Es decir, un 79,7% por encima de la cuota asignada a España.

Esta situación ha obligado en 2011 a extremar las medidas control y precisión con el objetivo de evitar que se vuelva a producir una sobrepesca, con las consiguientes sanciones que pueden, incluso, conducir al cierre definitivo de la pesquería en los próximos años por parte de la Unión Europea. Así, la Secretaria General del Mar decidió cerrar provisionalmente la pesquería de la caballa para los buques pertenecientes a la flota de cerco y arrastre los pasados días 3 y 5 de marzo, respectivamente.

En una reunión celebrada con los representantes del sector, algunos representantes de la flota de arrastre reconocieron la no utilización de los mecanismos previstos en las Órdenes Ministeriales y prometieron aportar nuevos datos de modo urgente. Hasta el momento, estos datos no han sido ofrecidos.