¿Son animales o superhéroes?
El ser humano imita a la naturaleza para inventar tecnología u objetos útiles a la sociedad. La naturaleza es sabia. Y el hombre la copia y, en ocasiones, la mejora. Pero, ¿los creadores de historias gráficas se han fijado en ciertos animales para dotar de superpoderes a sus superhéroes? Podría ser…

Os hablamos de algunos animales con superpoderes.

La fuerza: el escarabajo rinoceronte

Este pequeño insecto es capaz de cargar con pesos que superan hasta 850 veces su peso corporal. La masa es el héroe de cómic más fuerte: puede alzar 250 kilos, 400 veces su propio peso.

La rapidez en el ataque: langosta mantis

¿Son animales o superhéroes?
Se parece a la mantis religiosa, pero es otro animal. Es capaz de lanzar ataques que duran menos de cinco milisegundos, similar a la velocidad de una bala cuando se dispara.

Visión de infrarrojos: serpiente pitón

Algunos superhéroes disparan rayos infrarrojos o microondas u tienen una supervisión. La serpiente de pitón, por su parte, ve el mundo en infrarrojos.

Cambio en la estructura del cuerpo: rana peluda

Este raro anfibio puede romper sus propios huesos para que salgan las garras. Es una rana, pero más parece un licántropo, un hombre lobo.

Escalar paredes: salamanquesa

¿Son animales o superhéroes?
La salamanquesa es capaz de subir por cualquier muro o superficie, por muy vertical y resbaladiza que sea, porque cuenta con dedos que se pegan a las paredes. En realidad, son una especie de pelillos en las plantas de las patas que tienen gran fuerza.

Resistencia volando: vencejo

Un vencejo alpino es capaz de volar doscientos días seguidos. Así lo hace cuando emigra desde Europa hasta el sudoeste de África. De hecho, come y duerme mientras está en el aire.

Descargas eléctricas: anguila eléctrica

La anguila eléctrica emite descargas eléctricas de hasta 600 voltios, tanto para para cazar o defenderse, como para comunicarse con otras anguilas.

Inmortalidad: medusa

¿Son animales o superhéroes?
La especie de medusa conocida, en su nombre científico, como Turritopsis dohrnii envejece y vuelve a rejuvenecer. Es un ciclo eterno, lo más parecido a la inmortalidad que existe en el mundo real.