Sospechoso campo de golf en Aranjuez
Otro campo de golf en una región seca. El campo de golf Soto del Real de Aranjuez, situado junto al río Tajo, lleva abierto desde 1992 a pesar de no contar con licencia municipal de actividad. Aun con esta irregularidad, la Confederación Hidrográfica del Tajo autoriza, desde 2009, una concesión de riego de 22.000 metros cúbicos de agua al año. Por si fuera poco, y según se reconoce en el Estudio de Impacto Ambiental que ha presentado la entidad que gestiona el campo, Club de Golf Aranjuez, durante 2010 se utilizaron 7.000 metros cúbicos más de lo que tienen adjudicado. ¿Por qué estos señores hacen lo que les viene en gana?

Este campo de golf está situado, además, dentro de un espacio de la Red Natura 2000 y dentro de una zona agrícola incompatible con tal actividad deportiva. Los colectivos ecologistas ARBA, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo han pedido la clausura del campo y solicitan explicaciones tanto al Ayuntamiento de Aranjuez como a la Confederación Hidrográfica del Tajo sobre la impunidad y permisividad hacia esta instalación.

Casi veinte años de actividad sin tener licencia municipal. Por tanto, no tienen permiso para regar la tierra con agua proveniente del Canal de Isabel II. Sin embargo, desde 2009, según el estudio presentado ante la Dirección General de Evaluación Ambiental, han estado regando la instalación sin ninguna concesión de la Confederación Hidrográfica del Tajo, utilizando un 32% más del volumen de agua autorizada.

Pero las incomprensibles facilidades que se conceden al Club de Golf Aranjuez no acaban aquí. Según el convenio firmado con el Canal de Isabel II, los costes del tratamiento terciario desde la depuradora de Aranjuez y las conducciones hasta la puerta del campo de golf correrán a cargo de los presupuestos del Canal.

La totalidad de la finca está incluida en la ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) Carrizales y Sotos de Aranjuez y también está incluida en la Red Natura 2000. La alteración medioambiental se verá ahora aumentada por las conducciones de agua reciclada desde la depuradora, que necesariamente deberán cruzar el río Tajo en algún lugar próximo al campo de golf. Además, toda la parte de la finca más cercana al río Tajo está clasificada en las normas urbanísticas de Aranjuez como zona “Tipo I.4.3. Cauces, sotos y zonas húmedas en general” y, por tanto, no están contemplados usos deportivos como el golf.