Starbucks quiere eliminar las tazas de papel
La cadena de cafeterías Starbucks ha tenido una idea estupenda. Al cliente que lleve su propio recipiente, se le aplicará un descuento. Se pretende, de este modo, incentivar la utilización de termos que sustituyan al uso de vasos de plástico o papel. La empresa ofrece un descuento de 40 céntimos de euro en sus bebidas a todo el cliente que acuda a sus tiendas con un termo.

Sin duda, siempre y cuando los clientes apoyen con un comportamiento responsable la medida, puede significar un menor consumo de envases. Una apuesta por la sostenibilidad. La cadena de cafeterías, con locales en medio mundo, ha puesto en marcha esta iniciativa con motivo del Día de la Tierra. La medida se enmarca en el programa de Responsabilidad Social Corporativa de la empresa, que lleva por lema Starbucks Shared Planet. Con este programa, Starbucks quiere reducir su huella medioambiental con el ahorro de energía, de agua, y con el reciclado.

La directora de Márketing de Starbucks para España y Portugal, Beatriz Navarro, ha recalcado que es una promoción que se encuentra activa, sólo que se quiere hacer más visible con motivo del Día de la Tierra. Con un comunicado en la red social Facebook se promociona esta forma de concienciación sobre los problemas como la contaminación, la conservación de la biodiversidad y, en general, la protección del medio ambiente y de la Tierra.

En el ámbito internacional, la compañía quiere reducir el impacto medioambiental de sus tazas. El objetivo es que, para el año 2015, todos sus vasos sean reutilizables o reciclables. En concreto, en la Península Ibérica, Starbucks ha puesto en marcha el Proyecto 20, Reciclaje 360º, a través del que veinte tiendas seleccionadas en España y siete en Portugal llevarán a cabo proyectos piloto que servirán como pruebas para conseguir un Starbucks sin desechos.

Así, se ha fomentado el uso de tazas de cerámica sustituyendo los vasos de papel, lo que ha permitido ahorrar en seis meses casi 24.000 kilogramos de papel. Además se instalarán contenedores de separación y reciclaje en las tiendas tanto para los clientes como para los empleados, donde se podrá reciclar vidrio, cartón, papel, plástico y orgánico. La compañía también está trabajando en un proyecto para aprovechar los posos de café.