Sudáfrica: récord de rinocerontes muertos en 2013
En lo que llevamos de 2013, han sido asesinados en Sudáfrica casi setecientos rinocerontes. Es el año más sangriento en cuanto a la caza furtiva de rinocerontes. El pasado año, ya hubo un récord: 668 rinocerontes cazados ilegalmente. La razón: sus cuernos. Y aún quedan tres meses para que acabe el año. Hay unos 18.000 rinocerontes blancos en el país y unos 4.000 rinocerontes negros.

El crecimiento de la caza furtiva de rinocerontes en Sudáfrica es un enorme problema. En 2007, se cazaron sólo trece. La causa última es la demanda de países asiáticos, especialmente Vietnam, donde el cuerno de rinoceronte es visto como un símbolo de estatus social. Una encuesta realizada a 720 personas en Hanoi y Ho Chi Minh, reveló que la mayoría de compradores de cuernos de rinoceronte son personas educadas, de éxito y con alto poder adquisitivo.

Se lucha contra la caza furtiva con diversos métodos, entre otros, aviones no tripulados (drones). Para el Gobierno, es un problema de seguridad nacional. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos y la buena voluntad, el problema persiste.

Una amenaza para el turismo

Sudáfrica: récord de rinocerontes muertos en 2013
Edna Molewa, ministro de Agua y Asuntos Ambientales de Sudáfrica, ha asegurado que la caza furtiva supone una amenaza para el sector turístico del país. La pérdida de rinocerontes, no sólo altera el equilibrio ecológico, sino que también perjudica a la economía de Sudáfrica, ya que daña al turismo y destruye empleo. Además, la seguridad se algunas zonas se ve amenazada por las mafias internacionales de comercio ilegal de cuerno de rinoceronte.

Sudáfrica: récord de rinocerontes muertos en 2013
La tendencia a que este tipo de caza furtiva aumente es muy preocupante. ¿Cuántos más se perderán hasta que acabe el año? Los Gobiernos, encabezados por el de Sudáfrica, deben actuar con decisión y teniendo en cuenta la gravedad del delito. Es ya un problema mucho más grave de lo meramente medioambiental: el comercio ilegal de animales salvajes trasciende las fronteras nacionales y socava la seguridad y el desarrollo económico de países pobres. Gobiernos y la organización WWF se van a reunir en la ONU (Nueva York) para tratar de encontrar una solución.