Sustituir cemento, acero y hormigón por madera
El arquitecto Michael Green (desde luego, el apellido le viene que ni pintado) ha proyectado un edificio con una estructura de madera de treinta pisos. Se levantará en la ciudad de Vancouver, en Canadá. ¿Es el principio de una nueva arquitectura sostenible? Cambiar el cemento y el acero por madera es la visión de un grupo de arquitectos con mentalidad ambiental, Quieren construir varios de estos edificios por todo el mundo.

Vancouver, por tanto, no será la única ciudad del mundo que cuente con uno de estos edificios. Se prevé construir uno de 17 pisos en Noruega y otro de 20 en Austria. Serán ejemplos de una nueva arquitectura que, en realidad, no es nueva, sino que se ha usado durante siglos.

Green cree que puede llegar a más de treinta pisos de altura. Hace unos cien años, se dejó de usar madera para constituir la estructura de los edificios. El acero y el cemento se impusieron. Eran resistentes, relativamente baratos y nadie sabía lo que podían perjudicar al medio ambiente. En la actualidad, por preocupación ecológica, se recupera la madera como elemento constructivo, con nuevos productos de madera más fiables, más resistentes y, además, sostenibles.

La madera se ha seguido usando en construcciones de baja altura, en edificios sencillos. Pero ahora ha cambiado la manera en la que arquitectos y constructores piensan sobre su uso y se exploran nuevas posibilidades.

El edificio de Green se ve como un antes y un después en la construcción de rascacielos de madera. Será un edificio más cálido, humano y construido con criterios ambientales. Green ha compartido la memoria de su proyecto, los detalles de su investigación y los resultados de diseño, para que otros arquitectos sigan su ejemplo.

Según Green, los bosques canadienses, si son bien gestionados, pueden producir abundante material libre de emisiones para construir edificios. El edificio Tall Wood será de treinta pisos, pero según se siga avanzando en la investigación de la madera, se podrá superar esa cifra.

Sustituir cemento, acero y hormigón por madera