Algunos trucos para mantener fresca tu casa durante este verano

“¡Qué calor!” Es la frase más oída durante este mes del año, especialmente los que no han tenido la suerte de irse de vacaciones y están obligados a sufrir el calor que sus propios hogares acumulan en agosto. Algunas temperaturas son tan altas que no nos permiten estar cómodos en casa, ¡y no dan tregua! Pasamos el día resoplando con miedo a hacer cosas tan cotidianas como planchar, cocinar o peinarnos, pero por la noche es aún peor porque las altas temperaturas no nos permiten conciliar el sueño y damos vueltas por la cama empapados de sudor y con ganas de meternos en el frigorífico.

Algunos trucos para mantener fresca tu casa durante este verano

Si esta situación te suena y tú también la sufres, ahora aprenderás una serie de trucos que mantendrán -dentro de lo posible- tu casa mucho más fresquita. Esto evitará que tengas que abusar de instalaciones eléctricas como el aire acondicionado, los aparatos llamados “pingüinos” o incluso el ventilador, que hará aumentar vertiginosamente tu factura de la luz si lo tienes puesto día tras día durante 24 horas.

Si vives en un piso muy alto y mal insolado, es difícil que se mantenga fresco cuando allá a fuera el termómetro no para de subir, pero estas técnicas harán posible la bajada de algunos grados en la temperatura general de tu casa. En caso de que tus puertas o ventanas no estén bien selladas, plantéate repararlas, algo muy necesario, ya que su estado imperfecto hará que pases mucho calor en verano, pero también demasiado frío durante el invierno.

Algunos trucos para mantener fresca tu casa durante este verano

Cierra todas las persianas

Aunque pueda parecer que esto hará más “efecto invernadero” dentro del hogar, cerrar las persianas nos permitirá que nuestra casa no parezca un caldero ardiente. Los rayos del sol atraviesan el cristal transparente de la ventana y dejan pasar infrarrojos que van a caldear tus habitaciones. Es uno de los efectos del agujero en la capa de ozono y del cambio climático. Aunque tus ventanas tengan doble cristal, estos rayos pasarán igual y eliminarán el fresco que puedan estar proporcionando tus sistemas refrigeradores, por lo que, en cuanto los apagues, volverás a sentir ese calor tan desagradable.

Algunos trucos para mantener fresca tu casa durante este verano

Si no es posible cerrar todas las persianas (tampoco queremos que la casa se quede a oscuras), observa durante un día sobre qué ventana da directamente el sol a las diferentes horas del día. Aquellas donde apunten directamente los rayos luminosos podrán bajarse e irse cambiando durante la jornada. ¡Un esfuerzo mínimo y un truco fácil de controlar que se traducirá en una mejora térmica en nuestro hogar!
Seguir leyendo

Minimizar el uso del aire acondicionado
Al llegar el calor y las altas temperaturas, necesitamos mantener nuestro hogar y oficina frescos y agradables. Muchas veces, podemos mantener abiertas las ventanas si corre la brisa suficiente o instalar un ventilador pequeño que nos proteja del calor. Sin embargo, cada vez son más las casas y los comercios que instalan aparatos de aire acondicionado para mantener las estancias frescas. El mayor problema de estos aparatos es su gran consumo de energía, lo que hace que su uso desmesurado acabe dañando al medio ambiente y repercuta en nuestra factura eléctrica.

Te proponemos una serie de consejos para usar el aire acondicionado sólo cuando sea necesario, haciendo una utilización eficiente del mismo.

Seguir leyendo