Nuevos derrames de crudo en la selva amazónica peruana
La contaminación por fugas de crudo de la selva tropical del Amazonas no cesa. En el último año se han producido numerosas averías en la red de oleoductos de Petroperú, provocando dramáticos derrames que han contaminado los ríos con miles de barriles de crudo.

De nuevo, la noticia ha saltado. Otra vez hay que lamentar un desastre medioambiental en uno de los enclaves más privilegiados y valiosos del planeta. En lo que va de año, la empresa Petroperú ha tenido un total de 7 accidentes.

Demasiados, sin duda. Uno solo es ya un desastre cuya recuperación es casi una utopía. Así es, al menos, a corto y medio plazo, si bien el largo plazo podría ser o no ser sinónimo de recuperación. Ni siquiera la ciencia puede saberlo.

Nuevos derrames de crudo en la selva amazónica peruana
En esta última ocasión, dos derrames en la selva amazónica, concretamente en la ya castigada zona de Loreto, ha obligado a preparar un plan de contingencia en la zona afectada, por enésima vez, por un desastre ecológico.

Los indígenas se movilizan

Casualmente, -o quizá hubiera que decir todo lo contrario-, los nativos de la zona, comunidades autóctonas de indígenas peruanos asentados allí, denunciaron hace apenas unos días la polución que generan estos derrames de hidrocarburos.

Los repetidos vertidos suponen una serie amenaza para la supervivencia de estos grupos. Además de contaminar el entorno, la contaminación de la tierra y del agua con petróleo está poniéndolos contra las cuerdas.

Pueblos ancestrales, que están saliendo adelante a duras penas, cuyo único agarradero son los recursos que la naturaleza les brinda. Por pasiva, por lo tanto, cuando éstos faltan la subsistencia es un gran interrogante.

Nuevos derrames de crudo en la selva amazónica peruana
Sus protestas obedecían a sendos derrames que se registraron en la zona de Loreto, muy castigada este año por fugas. El petróleo se escapa de forma recurrente de las tuberías y contamina el ecosistema.
Seguir leyendo

La minería ilegal devasta una reserva natural peruana
La minería de oro ilegal está destruyendo los ecosistemas de la reserva peruana Tambopata, uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo. A pesar se sus esfuerzos, los controles gubernamentales no pueden evitarlo, y el desastre ambiental no deja de aumentar sus proporciones.

El enemigo a abatir es peligroso. No en vano, el crimen organizado está conectado con la minería ilegal de oro, según demuestran los informes de la organización Global Initiative. En concreto, junto con Colombia, Perú es uno de los mayores productores de cocaína del mundo, y el valor de las exportaciones de oro ilegal obtenido de forma clandestina supera el de las exportaciones de cocaína.

A su vez, la minería ilegal es una forma fácil de blanquear del dinero proveniente del narcotráfico. Una vinculación que suma al indudable atractivo del oro este otro interés, impulsándola aún más, si cabe.

La minería ilegal devasta una reserva natural peruana
En especial ahora, con el precio del oro en alza, agravando una situación, ya de por sí complicada en América Latina. En concreto, Perú es uno de los mayores productores mundiales de oro, y las cantidades extraídas por los mineros ilegales en este país son las más elevadas de la región.

Un efecto devastador

Esta intensa actividad se concentra de forma especial en la Reserva Nacional Tambopata. A nivel ambiental, la producción de oro es una actividad tremendamente destructiva y en esta área natural, en particular, está teniendo consecuencias catastróficas para el entorno.

De forma general, la deforestación masiva de la cuenca amazónica es bien conocida por tratarse de un lugar simbólico, conocido como el “pulmón del planeta”. Dentro de este área se encuentra la reserva peruana, situada en el departamento de Madre de Dios, en el sur de la Amazonia peruana.
Seguir leyendo

Toda la Amazonia podría verse afectada por la contaminación urbana
Como es bien sabido, la Amazonia actúa como un colosal pulmón que oxigena el planeta y al tiempo actúa de sumidero de carbono, además de albergar una rica biodiversidad, única en el mundo. Igualmente, desde hace años sabemos de los desmanes humanos que no cesan de degradarla y reducir su tamaño, con prisa y sin pausa.

La presión demográfica, la deforestación, la explotación de recursos naturales, así como la pobreza y la desigualdad sociales representan una seria amenaza, pero según un nuevo estudio, también podría perjudicarle la creciente urbanización.
Seguir leyendo

Amazonia, crónica de una muerte anunciada
La Amazonia pierde selva sin cesar y su regeneración brilla por su ausencia. Un gravísimo problema, porque su capital verde es inmenso, pero no infinito. La cuenta atrás comenzó hace 65 años y todavía no se ha detenido. ¿Estamos ante la crónica de una muerte anunciada?

Si la tendencia no se revierte, sin duda lo estamos. Es de cajón. Si va diezmándose, no hay otro final posible: acabará desapareciendo. Así de dramático, así de triste: el pulmón del planeta, una de las zonas más biodiversas que todavía atesoramos tiene los días contados.

Amazonia, crónica de una muerte anunciada

Un sinfín de amenazas

¿Pero, qué las amenaza? Su destrucción comienza en 1970 considerado el inicio de un periodo que finaliza en 2000, y que supuso una pérdida de bosque de un 9,7 por ciento, según un reciente estudio publicado por la Red Amazónica de Información Socioambiental Georreferenciada (RAISG).
Seguir leyendo

Drones para pillar in fraganti a los madereros ilegales
Los drones diseñados para preservar el medio ambiente pueden servir a fines muy distintos, incluso opuestos, pero igualmente benéficos. Si ya vimos cómo los drones permiten reforestar disparando semillas para aprovechar su potencial como plantadores a gran escala, también son idóneos para vigilar las terribles prácticas deforestadoras que están diezmando la masa verde del planeta.

Porque si es importante plantar árboles, no lo es menos intentar por todos los medios que los bosques maduros no acaben despareciendo a golpe de sierra eléctrica, y los drones son un gran aliado tanto para una cosa como para la otra.
Seguir leyendo

La deforestación amazónica se dispara
Es la mayor selva tropical del mundo, pero está en peligro de muerte. Considerada el pulmón del planeta, la Amazonia registra un aumento de la deforestación alarmante, con aumentos constantes del porcentaje de terreno talado, denuncian las organizaciones ambientalistas.

Según los últimos datos el Instituto del Hombre y Medio Ambiente de la Amazonia (Imazon), la deforestación en la Amazonia brasileña aumentó casi un 300 por ciento en septiembre, en comparación con el mismo mes del año pasado. Traducido a pérdida de masa forestal, equivale a una pérdida de 402 kilómetros cuadrados.
Seguir leyendo

Objetivo: descubrir los secretos de los trópicos y cuidar el planeta
Estudiar los trópicos desde un enfoque ecológico será el ambicioso objetivo del nuevo grupo de trabajo creado por la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET), que reúne a más de medio centenar de investigadores de diferentes instituciones internacionales.

La creación de esta red es una iniciativa pionera en nuestro país que cubre un vacío científico en este campo, según informa la AEET, una organización científica sin ánimo de lucro que fomenta el desarrollo y divulgación de la ciencia de la Ecología, cuya actividad se lleva a cabo a través de ocho grupos de trabajo, entre los que ahora también se cuenta éste dedicado a los trópicos.
Seguir leyendo

Ecuador da luz verde a la extracción de petróleo en la reserva de Yasuní
Todo está listo para poner negro sobre verde o, lo que es lo mismo, para que Petroamazonas inicie sus actividades para la explotación de la reserva natural Yasuní, declarada en 1989 parte de la Reserva Mundial de la Biosfera por la ONU.

Irónicamente, la licencia para la extracción de crudo se ha firmado esta semana, coincidiendo el Día Internacional de la Biodiversidad Biológica y un día después de que la agrupación Amazonía Vive consiguiera anular la consulta popular que iba a decidir su explotación.
Seguir leyendo