El deshielo no perdona: Aparecen miles de lagos en la Antártida
El imparable deshielo del Ártico, incluyendo la aceleración del deshielo en Groenlandia, que parecía escapar al impacto del cambio climático, no cesa de ocupar titulares. Por contra, el polo sur estaba manteniéndose al margen.

¿Significaba eso que la Antártida no sufría el embate del calentamiento global porque, sencillamente, este era una patraña? Los negacionistas así lo afirmaban, pero un nuevo estudio logró desentrañar el misterio.

Nada inexplicable, en realidad. De acuerdo con el trabajo realizado por la Universidad de Washington y el Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT), las corrientes oceánicas explicaban tal fenómeno, si bien la dinámica del cambio climático tiene sus ritmos y sus procesos, con lo que estas peculiaridades no dejan de ser precisamente eso.

El deshielo no perdona: Aparecen miles de lagos en la Antártida
Por lo tanto, concluían, solo es cuestión de tiempo que las consecuencias del cambio climático se dejen sentir. Hoy por hoy, sin embargo, el cambio climático está haciendo más daño al polo norte. Hasta el punto de que la cantidad de hielo que rodea el polo sureño está aumentando.

Casi 8.000 lagos

Pero esto no es del todo así, pues la Antártida, en su conjunto, pierde hielo. Si el que rodea la región crece es precisamente porque se encuentra inmerso en un contexto de innegable calentamiento global, según la NASA.

Si no es suficiente prueba el aumento de las temperaturas medias año tras año, batiendo récords constantes, los eventos extremos o la subida del mar, más rápida en el siglo pasado que en los últimos 3.000 años, de poco servirán nuevas evidencias. Aún así, los científicos no dejan de ponerlas sobre la mesa, incansables.

El deshielo no perdona: Aparecen miles de lagos en la Antártida
Una de las últimas la aportan imágenes satelitales obtenidas por un equipo liderado por el glaciólogo británico Stewart Jamieson, en las que se observa la formación de casi 8.000 lagos a partir de hielo derretido.
Seguir leyendo

El dique de seguridad de la Antártida se derretirá en las próximas décadas
El deshielo de buena parte de la Antártida puede ser cosa de unas décadas. Es decir, algo tremendamente rápido, que ya tenemos aquí. Medido con el reloj del tiempo geológico es un plazo tan corto que, traducido a nuestra escala temporal, sería medio suspiro…

Asusta solo pensarlo, y no solo porque es uno de los ejemplos más impactantes de lo mucho que puede trastocar, destrozar, mudar para siempre el cambio climático, sino también por el aumento del nivel del mar que ello supone.

Mucho antes de lo que se creía

Según un nuevo estudio que revisa y actualiza los datos de trabajos anteriores, el fenómeno no se producirá en miles de años, tal y como creíamos, sino en apenas unas décadas.

El casquete polar situado en la parte occidental de la Antártida, considerada un punto crítico del que depende la civilización podría derretirse si el cambio climático sigue avanzando como hasta ahora.

El dique de seguridad de la Antártida se derretirá en las próximas décadas
Las consecuencias, de acuerdo con esta investigación publicada en la revista Nature, hará que los niveles del mar aumenten de forma importante en las próximas décadas.

Solo reducir la emisión sostenida de gases de efecto invernadero podría evitar la desintegración de esa capa polar para fines de este siglo, la cantidad de agua que se liberaría a los océanos haría subir el nivel de los mares casi un metro.
Seguir leyendo

Punto de no retorno en el deshielo de la Antártida
El avance del cambio climático nos lleva a un punto de no retorno, eso es bien sabido. No por ello, sin embargo, resulta menos dramático, y las consecuencias pueden adoptar un sinfín de formas, entre ellas los eventos extremos, la sexta gran extinción o esta nueva noticia que nos habla de una imposible vuelta atrás en el deshielo antártico.

¿Pero, qué significa exactamente ese punto de no retorno en la Antártida? La Agencia Espacial Europea (ESA) ha dado la voz de alarma esta semana sobre la fragilidad del dique de seguridad que rodea la región.

Hasta tal punto ha manifestado su preocupación que incluso ha llegado a afirmar que las barreras de hielo que rodean la Antártida se han estrechado y en algunos casos desaparecido.

Punto de no retorno en el deshielo de la Antártida
O lo que es lo mismo, pronto se producirá un aumento del nivel del mar sin marcha atrás, según concluye la investigación realizada.

El uso de satélites ha permitido observar los cambios. En concreto, este dique de enormes proporciones ha estado desapareciendo en los últimos 20 años, según revelan los datos de radar del satélite Envista, que refleja la pérdida de hielo.

El resultado ha sido el estrechamiento de muchas de ellas y la desaparición de otras adoptando forma de icebergs. Por lo tanto, su función como muros de contención del hielo que se desplaza hacia el mar está seriamente comprometida.
Seguir leyendo

El turismo amenaza el frágil ecosistema de la Antártida
No hay nada que nos pare. Los humanos somos así de estupendos, no conocemos obstáculos a la hora de echar basura por doquier y nos plantamos en el fin del mundo si es necesario con tal de hacer turismo en plan destructor. Ya lo decía Ortega y Gasset, nuestro filósofo más internacional: es “la rebelión de las masas” y, según advierten científicos y conservacionistas, sus consecuencias son nefastas para el medio ambiente.

Nuestra estela no es precisamente la de una hermosa estrella fugaz, y es que el ser humano arrasa por donde pasa, en plan Atila, aunque hay que ser justos y reconocer que no siempre se causan problemas de forma consciente. Sin embargo, la suma de todos ellos causan estragos en los ecosistemas que, como la Antártida, están sufriendo el boom del turismo.
Seguir leyendo

Deshielo de la Antártida: La NASA anuncia un colapso “irreversible”
La NASA sigue dando noticias apocalípticas sobre el colapso del mundo sin vuelta atrás, tal y como lo conocemos. En esta ocasión no se centran en la sobreexplotación de los recursos ni en la creciente inestabilidad económica, pero sí en una grave consecuencia del uso y abuso de aquellos, como es el deshielo producido por el cambio climático.

Si antes revelaba el fin de la civilización industrial, ahora La NASA anuncia el “imparable e irreversible” deshielo antártico o, lo que es lo mismo, una subida del nivel del mar que, además, se prevé mucho mayor de lo que se creía hasta ahora. De acuerdo con sus cálculos, el mar se elevará de los 1,2 a los 3,6 metros.
Seguir leyendo

Japón, obligado a dejar de cazar ballenas en la Antártida
A Japón se le ha acabado el chollo, al menos por ahora. Ya no le vale la excusa de cazar o, mejor, masacrar ballenas de la Antártida con pretendidos fines científicos para evadir la prohibición comercial. Aunque era obvio que su carne acababa derivándose a circuitos comerciales, para desgracia de estos cetáceos, las cosas de palacio van despacio, y ha sido necesario esperar una decisión judicial para poder impedirles seguir haciéndolo.

La sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) ha rechazado el argumento nipón de que la captura obedecía a fines científicos, y no principalmente para el consumo humano. Al negárseles las licencias científicas de las que disponían hasta ahora, por lo tanto, no podrán seguir cazándolas, como resultado de esta demanda presentada en 2010 por Australia ante la CIJ.
Seguir leyendo

Musgo antártico revive tras 1.500 años congelado
Una especie de criogenización de musgos practicada por la madre Naturaleza ha dejado sin habla a los científicos. Esta vez no se trata de una prueba humana en la controvertida práctica de la criónica, sino de una preservación que se ha producido de forma espontánea, y con unos resultados tan sorprendentes como incontestables.

Científicos del British Antarctic Survey y de la también inglesa Universidad de Reading han descubierto que la especie de musgo Chorisodontium aciphyllum, típica de los ecosistemas polares, puede sobrevivir tras sufrir la congelación bajo capas de hielo milenario.
Seguir leyendo

Especies antárticas en peligro por el calentamiento
El ser humano está acabando con la fauna submarina de la península antártica. De acuerdo con un nuevo estudio, a la región no sólo le afecta el cambio climático sino también actividades como las agropecuarias e industriales. Según encontró un nuevo estudio, las especies que más sufren las consecuencias fueron las ascidias, las esponjas, los corales y algunas algas marinas.

Una vez más, se demuestra que somos una auténtica plaga en este planeta, que destruye sin piedad y de forma sistemática el medio ambiente, por remoto que sea el lugar donde se encuentre. En esta ocasión, la gran diversidad de especies marítimas que habita la península antártica se encuentra en peligro por el calentamiento global y la acción de los hombres, advierten científicos argentinos.
Seguir leyendo