3 originales eco casas para espíritus nómadas
Las casas pueden ser ecológicas por muy distintas razones y la movilidad es una de ellas. Entre otros motivos, permiten acabar con el sempiterno problema del impacto paisajístico, y en esta ocasión nos referimos a ese momento en el que la casa desaparece, literalmente.

Pero no solo eso, porque si además la casa es de pequeño tamaño y en buena medida se utilizan materiales ecológicos, seguimos sumando puntos verdes. En este post vamos a ver tres ejemplos de hogares de quita y pon, dos de ellos con ruedas incorporadas.

Originales y únicas, realmente dejan boquiabierto al más pintado. Cada una de ellas tiene sus puntos fuentes en lo ecológico, y además son ideales para disfrutar de la naturaleza aquí y allí. Toda una tentación para los nómadas, esos vagabundos de las estrellas que siempre quieren más…

Micro caravana para bicicletas

Esta pequeña casita tipo roulotte que se mueve a golpe de pedal es la primera de nuestras propuestas. Bautizada con el nombre de Wide Path Camper es un peculiar remolque de bicicleta que hace la función de hogar, dulce hogar, allí donde la llevemos.

Esta mini caravana es una propuesta irresistible como casa de fin de semana para trasladarnos de forma sostenible a ese lugar maravilloso en el campo o a un camping, pongamos por caso. Se trata de poder moverse de forma ecológica para desconectar del mundanal ruido y, una vez llegamos a destino, de encontrar también un alojamiento in situ bajo en carbono.

3 originales eco casas para espíritus nómadas
Nos anima a coger la bici, a movernos de forma verde. Eso sí, sus 40 kilógramos de peso (más carga adicional) quizá sean muchos para una bici convencional. Quizá una eléctrica le viniese como anillo al dedo.

Será cuestión de preguntárselo a su creador, Mads Johansen, oriundo de Sønderborg, Dinamarca, quien la describe como “una pequeña y ligera caravana plegable cuyo peso está diseñado para bicicletas”. Además, el padre de la criatura cuenta que caben más de 300 libros de espacio para el almacenamiento y el resto del espacio es un pequeño salón que puede convertirse en cama.

Sea como fuere, no cabe duda de que es un invento que puede conectar a las mil maravillas con nómadas o amantes de la naturaleza en general. Ir en pareja o en grupo, cada uno con su micro caravana puede ser antológico. Y, por último, se pueden añadir celdas solares para recargar dispositivos.

Casa que se monta y desmonta

Koda es nuestra siguiente protagonista: una pequeña casa abastecida con energía solar que se puede mover con sus propietarios en el interior. No se trata de una casa con ruedas sino de un hogar minimalista concebido también en este caso para espíritus aventureros.

3 originales eco casas para espíritus nómadas
Diseñado por Kodasema es una casa modular prefabricada que funciona con energía solar, al tiempo que puede ser desmontada y quedar lista para su nueva ubicación en apenas cuatro horas. Es decir, no tiene cimientos, por lo que debe adaptarse a distintas superficies.
Seguir leyendo

¿Las ciudades del futuro serán de bambú?
En lugar de cemento, hormigón, madera convencional o cristal, bambú. Solo bambú. Esta madera ecológica tiene un enorme potencial para convertirse en la materia prima de las edificaciones que se realicen en el futuro. No solo para hacer chozas o casas de pequeñas dimensiones, sino grandes construcciones que podrían sustituir incluso a los rascacielos tradicionales.

¿Pero, por qué en el futuro? Como es bien sabido, la sostenibilidad es un imperativo cuando se trata de reducir las emisiones de efecto invernadero y, por lo tanto, los materiales de construcción que tengan características propicias para ello y además resulten factibles tienen todas las de ganar.

En este post repasaremos los pros y contras del bambú como materia prima arquitectónica, al tiempo que repasaremos un impresionante proyecto que están demostrando hasta dónde puede llegarse con él a nivel urbano.

Pros y contras del acero vegetal

El uso del bambú como material para construir no es un invento nuevo. Muy al contrario, en los países orientales, como Japón, Vietnam o Malasia, se utiliza con este fin desde tiempos lejanos.

¿Las ciudades del futuro serán de bambú?
Actualmente, se utiliza de forma directa o como ingrediente para la fabricación de innovadores materiales de construcción, y también ha cambiado la forma de sujeción, antaño realizada básicamente mediante sogas.

Aunque ahora también se vuelva a lo antiguo, lográndose resultados sorprendentes, del mismo modo se avanza en su tratamiento, unión mediante tornillos u otras innovaciones.

Las numerosas variantes tienen que ver con la importancia que está adquiriendo no solo en tierras orientales, sino en todo el mundo. Además de influir la globalización, su “redescubrimiento” tiene mucho que ver con sus grandes ventajas como material.

Sin olvidar la ventaja añadida y, cada vez más decisiva, de la citada sostenibilidad. Como es bien sabido, su crecimiento es muy rápido, sobre todo en comparación con el de la madera.

¿Las ciudades del futuro serán de bambú?
De este modo, se le considera un recurso renovable, aunque también es cierto que tarda mucho en germinar. A su vez, se valora su gran resistencia, razón por la que se le denomina “acero vegetal”.
Seguir leyendo

Así es vivir en una casa que se mueve con el viento
Construir una casa que gira al albur del viento es una gran idea desde un punto de vista creativo. Incluso se puede considerar una casa ecológica por lo que aprovecha la luz solar y su diálogo constante con un elemento tan natural como es el viento. ¿Pero, es una buena idea a nivel práctico?

En este post vamos a intentar responder a esa pregunta a partir de la experiencia de sus creadores, pues también ellos han sido sus moradores durante unos días. Como ocurre con tantas y tantas cosas, os adelanto que tiene sus pros y sus contras.

¿En qué consiste este invento?

Como puede verse en las imágenes, se trata de una casa realmente peculiar. Si además de ver las instantáneas vemos el vídeo, entonces la sorpresa es aún mayor. Y es que la casa no está inclinada por simple cuestión de diseño, sino para dejarse mecer por el viento.

Además, los artistas que la han creado, Alex Schweder y Ward Shelley decidieron que también se inclinaría al caminar dentro de ella. Es decir, se trata de un proyecto tan curioso como inédito. Su intención con este experimento ha sido explorar cómo el hábitat nos afecta psicológicamente.

Así es vivir en una casa que se mueve con el viento
De este modo, también pretenden que reflexionemos sobre nuestros lugares de residencia y cómo influyen en nuestra forma de vivir, sensaciones, rutinas, comodidades e incomodidades. En lo mucho que nos separan de la naturaleza, en su lado positivo al actuar como refugio, pero también en lo que nos aparta del entorno.

Bautizada como Reactor, la creación está ubicada en el Omi International Arts Center, en Ghent, Nueva York. Para moverse por doble partida, inclinándose en función del doble movimiento, interior y exterior, se asienta sobre un pilar de hormigón sobre el que bascula.

Estancia inaugural

Los padres de la criatura decidieron habitarla durante cinco días para inaugurarla, si bien la casa se exhibirá durante dos años. Un periodo durante el que no faltaron visitantes, sobre todo porque no es lo mismo verla vacía que con dos habitantes. A lo largo de su estancia la casa cobró vida, con el atractivo añadido de que sus paredes son de cristal.

Así es vivir en una casa que se mueve con el viento
El reto era tanto disfrutar o quizá padecer, según se mire, el movimiento continuo que realiza la casa en función del viento y combinarla con el control de los suyos propios, otra fuente de movimiento. Al igual que ocurre en la naturaleza, caracterizada por constantes cambios.
Seguir leyendo

Impresora 3D construye casas 2
Las impresoras 3D son auténticas magas. Detrás está la tecnología, obviamente, pero verlas en acción es abrir una puerta a lo inimaginable. Sus avances no dejan de maravillar, y en esta ocasión no son una excepción. Muy al contrario, actúan como varitas mágicas movidas por una mano invisible.

En esta ocasión, lo mágico no solo es el resultado, sino también el precio, pues las casas tienen un coste casi cero, de apenas 48 dólares. La impresión requiere de una impresora enorme, de 12 metros de altura por 6 de ancho, que capa a capa construye casas completas de arcilla.

Para valorar su coste de producción solo hemos de sumar su consumo eléctrico, ya que consume solo 100 vatios, y el precio de la arcilla. Lógicamente, si se comercializara habría que añadir otros gastos de mano de obra y de amortización de la maquinaria, entre otros, pero también podría realizarse con fines solidarios o subvencionarse, en cuyo caso los gastos serían mínimos.

Solidaridad y ecología, de la mano

Casualmente, la iniciativa forma parte del World’s Advanced Saving Project (Proyecto de Ahorro Avanzado del mundo) y a la hora de construir intenta ahorrar costes aprovechando materiales ecológicos que mezcla con arcilla. La idea es aprovechar los restos aprovechables que haya en abundancia en el lugar donde se trabaja. Entre otros, la paja, el barro, restos de la poda de las plantas o tierra.

Impresora en 3D hace casas de arcilla casi gratisEl objetivo, por lo tanto, hoy por hoy es solidario, si bien podría tener un sinfín de aplicaciones en el futuro. Por su bajo coste y robustez, son casas idóneas para personas que no tienen un hogar ni posibilidad de adquirirlo. Se ha revelado como una solución estupenda en zonas marginales o en lugares que han sufrido catástrofes naturales.

Es decir, pueden construirse hogares de forma rápida en aquellas áreas castigadas por el embate de la naturaleza. Gracias a esta impresora, bautizada como Big Delta, construir hogares en serie es factible por su rapidez, accesibilidad a los materiales de construcción y eficiencia energética.

Vivienda asequible y sostenible

A ello hay que añadir su valor ecológico, aunque esto no deja de ser un plus que sin dejar de serles interesante, resulta secundario al lado del objetivo principal. Y es que su meta es realmente ambiciosa: para el año 2030 pretenden haber construido una vivienda a cerca de 4 millones de personas necesitadas.
Seguir leyendo

Los gigantes de Silicon Valley apuestan por las oficinas verdes
Comenzaron siendo start ups, y la revolución tecnológica que ha traído la era digital los ha catapultado a la cima del éxito en unos pocos años. Cierto es que, a su vez, han sido partícipes e incluso impulsores del imparable fenómeno de Big Data, un universo en constante evolución, que ha marcado un antes y un después en nuestra forma de hacer las cosas.

Con sus pros y sus contras, en efecto, desde un enfoque ambiental esta galaxia de grandes datos significa tanto polución como innovación. Si bien la huella ecológica de empresas como Amazon, Facebook, Google, Apple o Twitter deja mucho que desear, no puede negarse que sus proyectos verdes marcan tendencia a la hora de diseñar hábitats más naturales para los trabajadores de sus sedes.

Aunque todos ellos se puedan catalogar perfectamente en la línea del “greenwashing”, en este post vamos a centrarnos en la parte positiva. Es decir, en esa decidida apuesta de estas innovadoras empresas por proyectos arquitectónicos que, en muchos casos, son auténticas obras faraónicas.

En otras, por contra, abruman por su maravillosa simplicidad, que en realidad es cualquier cosa menos sencilla. Si se busca no es tanto por cuestiones estéticas, sino de fondo. Por lo general, se pretende unir sostenibilidad y funcionalidad (sinónimo de eficiencia y rendimiento laborales), compatibilizándolos con la integración paisajística.

Los gigantes de Silicon Valley apuestan por las oficinas verdes
Aprovechando que estos días Amazon es noticia por sus biosferas, unas enormes bolas de cristal tipo invernaderos que está levantando en Seattle (Estados Unidos), veamos algunos de los ejemplos más espectaculares, inspiradores o, si se quiere, hasta aleccionadores.

De acuerdo, no es oro todo lo que reluce, los aciertos bien valen la pena, y por unas u otras razones todos los proyectos representan una revolución en la forma de entender los espacios de trabajo.

Las biosferas selváticas de Amazon

Conocimos el proyecto en 2013, cuando la firma de arquitectura NBBJ dio a conocer sus planes para el Amazon Seattle campus: tres biosferas de vidrio repletas de plantas es que albergarán a casi 2.000 empleados de la empresa.
Seguir leyendo

El bambú: Los mil usos de un recurso sostenible
El bambú es un recurso natural y ecológico con un sinfín de aplicaciones. Ya en la antigua civilización oriental se le daba uso en muchos aspectos de la vida diaria. Incluso puede afirmarse que, de un modo u otro, el bambú formaba parte de la vida y la cultura del pueblo asiático. Y sigue haciéndolo, en forma de suministro de materiales de construcción, la música, la calefacción, la ropa o el mobiliario y la alimentación.

En el actual mundo global, el bambú también tiene un gran protagonismo como recurso sostenible en campos de lo más variados, desde los mencionados hasta otros innovadores que buscan la obtención de energía mediante el aprovechamiento de la fotosíntesis.

Pese a que en muchos entornos todavía sigue considerándose un material asociado a la pobreza (en algunos sitios se le llama “madera del pobre”), el redescubrimiento de su gran potencial está evitando en muchos casos que se sustituye por plástico u otros materiales contaminantes.

El bambú: Los mil usos de un recurso sostenible
No en vano, es un recurso sostenible con grandes aplicaciones, que no cesan de surgir, convirtiéndolo en una firme apuesta de futuro que, en muchos casos, ya es una realidad. Veamos algunos de los principales usos de esta eco madera, conocida desde tiempos inmemoriales como la “planta mágica”:

Material de construcción

Con bambú podemos construir casas, cobertizos, vallas, muros, andamios, tuberías, pilares, vigas, acueductos, muebles y otros muchos objetos y utensilios. Se trata de un material renovable, que crece mucho más rápido que la madera convencional y ofrece ventajas técnicas como su resistencia a fuerzas mecánicas, pues da más seguridad que el acero o hierro, aisla, no es sensible a la humedad y tampoco no se oxida.
Seguir leyendo

Madera transparente: el futuro de la energía solar y la arquitectura eco
La madera transparente no es una novedad. Si bien se había inventado, no había salido del laboratorio, ya que sus desarrollos eran muy limitantes, con lo que no cabía plantear un uso a gran escala. Ahora, gracias a la aportación de unos científicos suecos, la cosa ha cambiado como un calcetín y, gracias distintas aportaciones científicas, ya existe un método para crear madera transparente a gran escala.

Ha sido un equipo de investigación de Royal Institute of Technology (KTH) de Estocolmo el que lo hace posible mediante un nuevo método que permite crear madera transparente en grandes cantidades. Esto abre un sin fin de posibilidades eco amigables. Entre otras, puede cambiar la forma en la que construimos edificios y paneles solares.

Una madera revolucionaria

Para crear la madera transparente, los investigadores comenzaron por eliminar químicamente una sustancia denominada lignina, uno de los componentes fundamentales de la misma. Del término latino “lignum” (madera), aparece en los tejidos leñosos de los vegetales y su función es mantener unidas las fibras de celulosa y realizar funciones esenciales para su vida, aportando rigidez y mejorando su sistema defensivo frente a microorganismos.

Madera transparente: el futuro de la energía solar y la arquitectura eco
Este componente de la madera hace que sea rígida y de color oscuro, constituyendo el 25 por ciento de la madera. Aunque realiza múltiples funciones esenciales para la vida de las plantas, como material para diferentes usos, impide que pase la luz, y esto puede ser una ventaja, resultar indiferente o representar un problema.
Seguir leyendo

La primera aldea del mundo construida con botellas de plástico
Es una aldea pionera, el primer pueblecito que se ha levantado botella a botella, reciclando envases PET de forma masiva como principales materiales de construcción. Bautizado con el elocuente nombre de Plastic Bottle Villae, esta comunidad eco amigable nos recuerda al concepto de ecoaldeas , entre otras razones por su apuesta por este material reciclado, pero también a consecuencia de su privilegiada ubicación, en plena naturaleza.

La Plastic Bottle Villae se autodeclara como una “comunidad eco residencial” diseñada para coexistir con la naturaleza, es decir, la selva tropical, pues está establecida en el corazón de la exuberante selva tropical de la Isla Colón, en Panamá. Se trata de la isla principal del archipiélago de Bocas del Toro, situado al noroeste del país, en el mar Caribe.

El proyecto está diseñado para minimizar su impacto ambiental y, a diferencia de lo que tantas veces ocurre, no es un proyecto de ayuda a damnificados por un desastre natural. En esta ocasión, el proyecto se plantea como una inversión y, a su vez, como un ejemplo global de lo mucho que se puede hacer para ayudar al planeta mediante inversiones rentables gracias al bajo coste de sus materias primas.

La primera aldea del mundo construida con botellas de plástico
De hecho, este ecopoblado se halla en una de las propiedades más privilegiadas de la isla, una comunidad exclusiva gracias a esta particularidad, única en el mundo. Con este fin de distinguirla de las construcciones de salvamento que se hacen en barrios marginales, en esta ocasión a los compradores de la casa y el terreno sobre el que se edifica se les garantizará ROI positivo (rentabilidad o retorno de inversión), “mientras colaboran para cambiar el mundo en una dirección positiva”, apunta su impulsor, Robert Bezeau, un empresario canadiense reconvertido a ecologista.
Seguir leyendo