Bacterias que producen biocombustibles
La ciencia está trabajando con ahínco para obtener energía de las bacterias, y los proyectos más exitosos lo consiguen utilizando la energía solar y la ingeniería genética. El objetivo no es otro que conseguir energía menos cara para el bolsillo y el medio ambiente y, rizando el rizo, además lograr que estos microorganismos absorban gases de efecto invernadero.

Algunso inventos cuentan con más credibilidad que otros, pero todos ellos nos permiten mantener viva la esperanza en un mundo mejor, menos dependiente de las energías fósiles. Mientras avanzan las investigaciones y, con suerte, comienzan a producirse a gran escala dentro de unos años, podemos ir siguiendo sus avances.

Superbacteria que convierte el CO2 en combustible

Científicos de la Universidad de Harvard ha creado un sistema que produce combustibles líquidos a partir de la energía solar, concretamente dividiendo las moléculas de agua y aprovechando la actividad de las bacterias que inhalan CO2 y se alimentan de hidrógeno.

Gracias a ello es posible convertir la energía solar en biomasa con una eficiencia del 5 por ciento, multiplicando por diez la productividad que alcanzan las plantas de crecimiento más rápido. Un rendimiento inédito, que resulta sorprendente y muy prometedor.

Bacterias que producen biocombustibles
El líder de la investigación, Daniel Nocera, ha diseñado esta superbacteria tras inventar hace un lustro una revolucionaria hoja artificial que utilizaba la energía del sol para obtener hidrógeno del agua. Luego, éste servía a una una bacteria modificada genéticamente para convertir el CO2, principal gas responsable del cambio climático, en un alcohol del que luego era fácil obtener biocombustible. Ya en este invento la energía solar ayudaba a transformar el CO2 en combustible líquido, y ahora sorprende al mundo con una bacteria que convierte la luz solar de un modo tan eficiente.
Seguir leyendo

Bacterias ecologia 3
Las bacterias pueden ayudarnos a cuidar el medio ambiente de muy diferentes maneras. Desde la producción de energías alternativas que en ocasiones incluso nos permiten deshacernos de nuestros desechos hasta, por ejemplo, la limpieza de entornos contaminados a consecuencia de catástrofes ambientales.

En este post veremos distintos usos de las bacterias que son tan útiles como amigables con el entorno. Los hallazgos científicos son impactantes en muchas ocasiones, pero sobre todo nos ponen sobre la pista de los asombrosos descubrimientos que a buen seguro nos depara el futuro.

Usos descontaminantes

El hallazgo se hizo en un vertedero de PET, uno de los plásticos más comunes para la fabricación de botellas de uso alimentario, así como para la industria textil.

Cada año se producen millones de toneladas y su reciclaje representa un problema por su dificultad. Sin embargo, el problema podría tener los días contados gracias a Ideonella sakaiensis, una bacteria que convierte el PET en su principal fuente de carbono.

Las bacterias, buenas aliadas de la ecología
A partir de ella, los científicos pueden diseñar enzimas que faciliten el reciclaje de otros plásticos. Sus descubridores, científicos japoneses del Instituto de Tecnología de Kyoto y la Universidad de Keio, ahora se enfrentan a la tarea de hacer servir esta poderosa herramienta para degradar nuestros plásticos.

La degradación de petróleo es otra de las utilidades que las bacterias nos brindan. También esta vez se partió de un descubrimiento, concretamente de la bacteria Oleispira antartica RB-8, capaz de obtener carbono de los hidrocarburos.
Seguir leyendo

Estar gordo o delgado depende de una bacteria
En los últimos años, los científicos estudian por qué algunas personas, por mucho que coman, no engordan, y otras, llevando una dieta frugal y sana, enseguida cogen unos kilos de más. Tiene que ver con las comunidades microbianas que viven en nuestros intestinos. Por supuesto hay otros factores que afectan, en especial, la dieta y el ejercicio físico.

Se han realizado una serie de experimentos, cuyos resultados se explican en la revista Science, por parte de un equipo de investigadores de la Universidad de Washington, en los que traspasaron bacterias que viven en el intestino de los seres humanos a ratones. Los científicos creen que la obesidad se puede frenar a partir del control de estas bacterias.
Seguir leyendo

Energía renovable y limpia gracias a bacterias que viven en las raíces de las plantas
Científicos de la Universidad Wageningen, Países Bajos (especializada en medio ambiente y alimentación saludable), están desarrollando una célula de combustible que se aprovecha de la interacción natural entre un vegetal y un microbio. Esta interacción natural entre las raíces de las plantas y las bacterias del suelo es la que produce la energía.

De momento, los científicos han conseguido que esta célula genere 0,4 vatios por cada metro cuadrado de tierra cultivada. Parece una cifra insignificante, pero es más de lo que, por ejemplo, genera la bioenergía a través de la fermentación con biomasa. El sistema tiene otras ventajas, como la posibilidad de llevarlo a lugares remotos sin que altere el aspecto del paisaje natural.
Seguir leyendo

Una bacteria que come cianuro y produce bioplástico
La sal de cianuro es un producto usado en joyería para abrillantar el oro y la plata. Pero tiene un grave problema: es muy tóxico. Incluso en muy bajas concentraciones, puede causar problemas respiratorios hasta, incluso, producir la muerte. El cianuro es un residuo que produce la industria de la joyería y que resulta un problema. En Córdoba, donde se concentra el 60% de las empresas del sector de España, lo saben muy bien y tratan de hallar una solución.

La Universidad de Córdoba lleva investigando desde hace décadas este compuesto y la forma de solucionar el problema de cómo acabar con los residuos contaminantes. Ahora, ha terminado de secuenciar todo el mapa genético de una bacteria con propiedades muy interesantes: es capaz de alimentarse de cianuro. La bacteria fue encontrada entre los lodos del río Guadalquivir.
Seguir leyendo