Usos cosméticos de 15 aceites vegetales
Los aceites vegetales han sido uno de los primeros cosméticos de la historia de la humanidad. Su uso como bálsamo de belleza desde la noche de los tiempos los convierte en uno de los productos cosméticos más antiguos, si bien hoy hemos de optar por aquellos que tengan certificación bio para acercarnos a las propiedades de aquellos.

Sea como fuere, se utilizan desde la antigüedad para nutrir, suavizar, proteger y tratar la piel, tanto el rostro como el resto del cuerpo. Actualmente, sin embargo, su uso es mucho menos común, si bien el revival de lo ecológico ha vuelto a ponerlos de moda.

A la hora de optar por unos o por otros hemos de tener en cuenta el tipo de piel y optar por aceites más o menos ligeros. Entre otros, por ejemplo, la piel seca se beneficiará especialmente del aceite de argán, el aceite de almendras dulces, el aceite de aguacate, de coco, de germen de trigo o de oliva.

Por su parte, la piel grasa agradecerá el aceite de germen de trigo, el aceite de albaricoques o de semillas de uva. Es decir, muchos aceites son equilibradores y sirven de ayuda a todo tipo de pieles, al tiempo que pueden hacer un buen trabajo con el cabello.

Usos cosméticos de 15 aceites vegetales
Igualmente, es clave tener en cuenta si la piel es especialmente delicada, madura o tiene problemas dérmicos, en cuyo caso se hace necesario consultar con el especialista. Y, por otra parte, estemos atentos a posibles reacciones alérgicas.

1. Aceite de aloe vera:

Encontramos las mismas propiedades que en la planta, por lo que será óptimo como cicatrizante, anti inflamatorio y apaisante. Aunque se recomienda para pieles de todo tipo, incluyendo las frágiles o sensibles, estemos atentos a posibles irritaciones, en cuyo caso habría que evitar su aplicación pura.

2. Aceite de semillas de albaricoque:

Del mismo modo que los albaricoques son ricos en vitamina A, también este aceite de semillas de albaricoque son ayuda a aportarla a nuestra piel para revitalizarla, aportar brillo y suavidad.
Seguir leyendo

Cómo disimular las ojeras con remedios totalmente naturales

Uno de los primeros pasos para empezar, desde hoy, a llevar una vida más respetuosa con el medio ambiente es intentando eliminar el uso de químicos en nuestra vida cotidiana. En los productos de limpieza del hogar y en otras áreas, como los cosméticos o artículos de belleza.

Por eso, existen una serie de prácticos consejos que, con productos totalmente naturales y libres de químicos, nos darán el resultado que estamos buscando para estar más atractivos o atractivas.

Concretamente, hoy compartimos recomendaciones para paliar o eliminar los anti-estéticos surcos que se nos forman a veces debajo de los ojos. La buena noticia que te traemos hoy es la siguiente: ¡este problema estético tiene solución en la mayoría de los casos con cómodos y sencillos remedios totalmente naturales!.

Cómo disimular las ojeras con remedios totalmente naturales

Qué son las ojeras

Las ojeras son unos surcos que nos aparecen bajo los ojos por varios factores. Mucha gente las tiene, fijas o temporales, y no tienen por qué estar siempre causadas por la falta de sueño. Aparecen porque la piel del contorno del ojo es la más frágil y fina que tenemos en el cuerpo. Es cinco veces más fina que la del resto de la cara, que a su vez es cinco veces más fina que la del cuerpo. Esto hace que tengamos que cuidarla con mimo y muy bien y para ello, los elementos naturales y la propia madre naturaleza nos van a ser de gran ayuda.

Cómo disimular las ojeras con remedios totalmente naturales

Hay dos tipos de fenómenos anti-estéticos de este tipo que conviene diferenciar: las bolsas y las ojeras. Mientras la segunda corresponde más a un oscurecimiento de la piel (por aquello de ser tan fina, se ven más los vasos, sobre todo si se hinchan), las bolsas serían más bien un abultamiento. Su principal causa es la retención de líquidos y hace que se note mucho precisamente por lo delicado de la piel.

Cómo disimular las ojeras con remedios totalmente naturales

Seguir leyendo

El arte de hacer perfumes naturales caseros

Dicen que el perfume endulza los corazones y es verdad que es un elemento muy agradable de usar una vez estamos duchados y aseados. Para muchos hombres y mujeres, usar perfume a diario es más que un placer, es una seña de identidad. Sin embargo, tristemente en la industria cosmética y de perfumes cada vez más productos están fabricados a partir de moléculas perjudiciales para el medio ambiente como el nano-dióxido de titanio, una partícula microscópica que usan muchos productos de cosmética, por poner sólo un ejemplo. Estas partículas se quedan impregnadas en nuestra piel y, al ducharnos, van a parar al desagüe y acaban luego en las aguas municipales, pudiendo entran en ríos, lagos o en el mar.

La perfumería existe desde siempre y, en un principio, se usaban sustancias naturales para dar aroma, como el espliego, las plantas, los aceites esenciales, etcétera. En los últimos años, con el fin de abaratar costes, muchas industrias cosméticas incluyen componentes sintéticos en ellos.

El arte de hacer perfumes naturales caseros

Sólo del 1 al 3% del precio de venta final de los perfumes vendidos en las cadenas corresponde al precio de la materia prima utilizado. El resto se utiliza, principalmente, para marketing y publicidad. Para rentabilizar más los costos publicitarios, usan muchos productos sintéticos. Poco a poco, los perfumes son cada vez más uniformes y con menos personalidad.
Seguir leyendo

5 cosméticos ecológicos que quizá no conozcasLos cosméticos naturales pueden ser ecológicos por muy distintas razones, tanto si se trata de productos orgánicos, con su respectiva certificación, como si reúnen una serie de características que los convierten en una opción más sostenible que aquellos otros convencionales.

Sea como fuere, lo cierto es que el universo de la cosmética verde es tremendamente amplia, y muchos de sus productos son poco conocidos. Si no estamos muy puestos en el tema, lo más habitual es que muchos los desconozcamos o incluso hayamos oído algo sobre ellos pero ignoremos detalles sobre sus distintos usos.
Seguir leyendo

10 rutinas de belleza ecológicas
La belleza tiene mucho que ver con el bienestar físico y psíquico e igualmente es importante que ello no suponga un impacto ambiental que afecte al equilibrio del planeta.

A la hora de cuidarnos, adoptar rutinas de belleza pensando también en el medio ambiente implica dejar de mirarnos tanto en el espejo y hacer lo posible para dejar también bien guapo al planeta.

Los siguientes diez gestos de belleza cotidianos son consejos prácticos muy sencillos de aplicar para que cuidarnos no implique descuidar el entorno. Tan solo un ejemplo de lo mucho que podemos hacer para reducir el impacto ecológico de nuestras rutinas de belleza.

1. Un peeling ecológico

Eliminar las capas superficiales de la piel de forma regular es una rutina de belleza que admite alternativas ecológicas. En lugar de optar por los típicos peelings que se comercializan, lo que implica usar envases, una alta huella de carbono por el transporte y el ciclo de vida del producto en general, hay numerosas alterativas ecológica.

Por ejemplo, sería interesante reutilizar los posos de café, moler lentejas o usar un puñadito de sal, buscando la fórmula que mejor de adapte a nuestras necesidades y zona del cuerpo. Por ejemplo, el cutis requiere una mayor suavidad que el cuerpo, al tiempo que podemos optar por unos u otros productos emolientes que además nos hidraten el cuerpo, como gel de baño de glicerina, el aceite de almendras dulces o aceite de oliva.

2. Toallitas desmaquilladoras

Acercarnos a los cero desechos supone optar por toallitas desmaquillantes lavables en lugar de los típicos discos de algodón, de un solo uso.
10 rutinas de belleza ecológicas
Seguir leyendo

Tratamientos capilares naturales y sostenibles

Tanto a hombres como a mujeres nos preocupa tener un cabello sano y hermoso y, probablemente, muchos de los productos que actualmente ocupan las estanterías y cajones de nuestro cuarto de baño están destinados a tal fin. Sin embargo, algunos de ellos pueden resultar dañinos para nuestro cabello o simplemente no resultar del todo saludables para él.

Existen una serie de tratamientos caseros y naturales que no sólo te harán ver unos enormes resultados en pocas semanas, sino que lo estaremos haciendo con plena consciencia para el medio ambiente. ¡Apúntate a la tendencia de la belleza sostenible!

Tratamientos capilares naturales y sostenibles

Es difícil lucir atractivo sin un cabello que se vea sano, que tenga brillo y que expela un aroma agradable. El pelo seco, la caspa, las puntas abiertas y la fragilidad son alguno de los problemas que empañan este objetivo. Muchas veces, son causados por los propios productos químicos que usamos frecuentemente, por la calidad del agua, por falta de higiene o -muy a menudo- por someter al cabello a demasiado calor con instrumentos como secadores, tenacillas o planchas.

A continuación, vamos a listar las mejores mascarillas y tratamientos naturales, según la opinión de estilistas, profesionales del cabello y expertos.

Aguacate para nutrir el cabello

El aguacate nos hará bien en el pelo, tanto si lo aplicamos de forma exterior a modo de mascarilla, como si lo incorporamos a nuestra dieta. El tratamiento natural y sostenible que te proponemos consiste en hacer puré a partir de un aguacate muy maduro, una vez pelado y despojado del hueso, y añadirle un huevo. Mezcla muy bien ambos ingredientes y aplícalo sobre el cabello húmedo.

Tratamientos capilares naturales y sostenibles

Seguir leyendo

Cinco usos cosméticos del aceite de coco
El aceite de coco es un gran aliado de la belleza natural. Sobre todo cuando, además de optar por este producto natural elegimos su versión organíca, la procedente de cocos cultivados en un entorno biológico controlado y sostenible. De sus pulpas se obtiene el aceite de coco ecológico, simplemente tras prensarlos poco después de recolectarlos.

A la hora de apostar por una belleza verde no solo nos ayuda utilizar productos naturales sin añadidos. En el caso del aceite de coco ecológico, tendrá un gran valor biológico que lo diferenciará del que no lo es, lo que significa que estará sin blanquear, sin refinar y sin desodorizar, por lo que será más rico en vitaminas y minerales esenciales. Eso sí, siempre que lo conservemos a temperatura ambiente y evitemos que reciba luz solar directa.
Seguir leyendo