Biocarbón para luchar contra el cambio climático
Científicos del Área de Ecología de la Universidad Pablo de Olavide, dirigidos por Antonio Gallardo, realizan un estudio que analiza la viabilidad del biocarbón como sumidero de dióxido de carbono (CO2) y su efecto como fertilizante. Es el proyecto Biocar. La iniciativa, de financiación pública y privada y liderada por la empresa Zeroemissions Techologies, tiene como objetivo aprovechar las cualidades de este producto para sacar rendimiento a los residuos agrícolas. Al mismo tiempo, se reducirían las emisiones de gases de efecto invernadero y se mejoraría la producción de los cultivos.

El biocarbón es una especie de carbón que se obtiene tras la descomposición de residuos orgánicos, tales como restos de poda o cosecha, a través de un proceso de pirólisis. De este modo, se obtiene bioenergía como el gas de síntesis sometiendo los residuos a altas temperaturas en unas condiciones de baja concentración de oxígeno. El resultado es un material que almacena la mitad del CO2 de la materia orgánica descompuesta, reduciendo con ello la emisión de parte de dicho gas.
Seguir leyendo