Productos biodegradables beneficiosos para nuestro planeta
Los materiales biodegradables se encuentran en la naturaleza, qué duda cabe, pero también muchos de nuestros desechos tienen esta interesante característica, con lo que el concepto de desperdicio cobra una dimensión mucho más verde y, por lo tanto, positiva.

En este post veremos productos biodegradables que son de uso común y tienen efectos beneficiosos para nuestro entorno. O, por ejemplo, alguna que otra innovadora iniciativa que busca abrirse camino y lograr un uso mucho más extendido.

Sea como fuere, todos los ejemplos son precisamente eso. Aspiran a convertirse en propuestas capaces de inspirarnos para orientar nuestras acciones como consumidores. No siempre será posible convertir el humo en luz, como suele decirse en clave literaria, pero sí nos ayudará a sensibilizarnos.

De este modo, tener en cuenta el ciclo de vida de un producto no siempre significará aumentar nuestra huella de carbono. En ocasiones, ésta puede compensarse precisamente porque nuestra acción tiene esa segunda parte. Potenciar y priorizar este tipo de actuaciones será, por lo tanto, un punto verde a nuestro favor que el planeta nos agradecerá, y también nuestro bolsillo.

Significado de biodegradable

Antes de repasar una serie de desechos que pueden convertirse en un regalo para la naturaleza, para centrar la cuestión repasemos primero el concepto de “biodegradable” o “biodegradación”, su proceso.

Productos biodegradables beneficiosos para nuestro planeta
Si bien es una palabra muy utilizada, conocer su definición no resulta tan común. Por lo general, consideramos que un producto es biodegradable cuando puede descomponerse en químicos naturales mediante la acción de agentes naturales. Entre otros, el sol, los microorganisos, el agua, las plantas o, por ejemplo, los animales. Seguir leyendo

Biodegradabilidad: ejemplos de productos biodegradables
En la actualidad es muy común escuchar conceptos tales como “este es un envase biodegradable” o “son sustancias biodegradables”, la idea de biodegradabilidad está a la orden del día pero ¿a qué se refiere?. Conozcamos en que consiste la Biodegradabildad y que repercusión tiene en la naturaleza y en nuestra rutina diaria.

La biodegradación es la facultad que poseen algunas sustancias en descomponerse en otros componentes químicos en un periodo corto y reintegrarse en la tierra, con las condiciones ambientales adecuadas. Es un concepto íntimamente relacionado con la ecología, por poseer, la biodegradación, la capacidad de reutilizar las sustancias.

Existen dos tipos de degradación fácilmente diferenciables:
• Degradación Aerobia. Esta es la que se realiza en contacto con el oxígeno.
• Degradación Anaeróbica. En este caso el proceso es realizado en ausencia de oxígeno.
Seguir leyendo

Inventan un plástico ecológico a partir de cáscaras de camarón
En lugar de desbordar el océano de plástico, como estamos haciendo, científicos de Harvard proponen darle la vuelta a la cuestión, es decir, obtenerlo a partir de los desechos de la pesca, concretamente de las cáscaras de camarón.

Investigadores del Instituto Wyss de Harvard han encontrado un método que permite la fabricación en serie de un plástico biodegradable obtenido a partir del quitosano, una forma de la quitina, un compuesto natural que proviene de la concha de los camarones, de otros crustáceos o insectos.
Seguir leyendo

Casco de bici biodegradable, de usar y tirar
¿Un casco de bici hecho con pasta de papel que resiste el impacto de un choque? No, no es un imposible, sino una realidad, incluso un producto que ya existe en el mercado. Su uso temporal y su bajo costo (poco más de 1 euro) se suman a una resistencia suficiente o, al menos, es lo que aseguran los diseñadores londinenses que lo han creado.

Podríamos estar ante una interesante solución al problema que para muchos supone llevar casco, y todo un recurso de cara a su probable obligatoriedad por tierras ibéricas. Según los geniecillos que hay detrás del invento son tres estudiantes de la Royal College of Art (Tom Gottelier, Bobby Petersen y Ed Thomas), el casco es una respuesta sostenible al problema de tener que cargar con cascos de bicicleta allí donde vayas, pues pueden desecharse tras su uso.
Seguir leyendo

Bioplástico a partir de celulosa para fabricar coches más ecológicos
El Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas) coordina un proyecto europeo llamado Brigit. En dicho proyecto participan otros quince socios. La iniciativa tiene como objetivo lanzar al mercado, en 2016, una nueva generación de paneles ecológicos fabricados con bioplásticos a partir subproductos de la fabricación de pasta de celulosa papelera.

Estos bioplásticos irán destinados, fundamentalmente, al sector del transporte, aunque quizá se puedan usar en otros ámbitos. El proyecto Brigit arrancó hace unos pocos meses y está financiado por fondos europeos dentro del VII Programa Marco. El consorcio lo forman centros tecnológicos, universidades y empresas. Otros socios españoles son la Universidad de Cantabria y la empresa Green Source S.A.
Seguir leyendo

México: plástico a partir de un residuo de la leche
Tras cuatro años de trabajo, un proyecto está a punto de ser capaz de producir plástico a partir de ácido láctico, una sustancia que se encuentra en la leche. El desarrollo de esta idea ganó el Premio Santander a la Innovación en 2009 y fue apoyado por el Programa InnovaPyme de Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México) y el Fondo de Innovación de Nuevo León (México).

Aprovechando el suero de leche, un subproducto de la industria láctea, Hazael Pinto Piña y Álvaro Rodríguez Sánchez, de la empresa Desarrolladora de Soluciones Sustentables, quieren producir plástico biodegradable, en concreto, plástico PLA (ácido poliláctico, cuyo principal fabricante es Nature works).
Seguir leyendo

Plástico con piel de tomate
Científicos del Instituto de Ciencias Materiales de Sevilla con la colaboración de la Universidad de Málaga han logrado elaborar un plástico totalmente biodegradable a partir de la piel del tomate. De este modo, se logra una opción más ecológica que los plásticos que se derivan del petróleo.

El producto se crea horneando un componente de la piel del tomate. Se usan, pues, desechos del tomate, sin involucrar otros alimentos en el proceso, según señala el estudio. Por tanto, puede convertirse en un sustituto económico frente a las bolsas fabricadas con maíz y patata que se encuentran hoy en algunos supermercados.
Seguir leyendo

Plástico fabricado con maíz para el cultivo de la fresa
El Centro Tecnológico de la Agroindustria (Adesva) está desarrollando un plástico fabricado con almidón de maíz para usarlo como recubrimiento en el cultivo de la fresa. Los expertos están comparando las ventajas ambientales del material biodegradable respecto al tradicional plástico negro de polietilieno, muy contaminante, en el marco del proyecto europeo Agrobiofilm.

El cultivo de la fresa requiere el recubrimiento de los denominados lomos de tierra con un material plástico, sobre el que crecen los frutos. Esta cobertura de plástico acolchado permite aislar la planta del exterior y mantiene la humedad, evitando pérdidas hídricas. También se consigue que las fresas maduren antes y, por tanto, un aumento del rendimiento, además de controlar el crecimiento de malas hierbas.
Seguir leyendo