Obtienen biocombustible a partir de los residuos del café
Reciclar los residuos de café para impulsar el tráfico rodado ya es técnicamente posible gracias a un estudio del Centro de Tecnologías Químicas Sostenibles de la Universidad de Bath, en Reino Unido. Su gran logro ha sido transformar restos de café molido en un biodiésel mediante una sencilla técnica que produce dos litros por cada 10 kg de residuos.

Según explican en un artículo publicado en ACS Journal Energy & Fuels, el mecanismo consiste en sumergir el producto en un solvente orgánico especial antes de someterlo al procedimiento habitual para la obtención de combustibles de origen vegetal.
Seguir leyendo

Estudian los posos de café para obtener biodiésel
Científicos estadounidenses estudian los posos de café con el objetivo de convertir este desecho en carbón activado o en una prometedora fuente de energía como el biodiesel u otros combustibles.

Sus estudios se centran en la extracción de aceite de los residuos, en secar los granos para filtrar las impurezas en la producción de biodiésel y, en tercer lugar, en su uso como biomasa, tal y como han explicado estudiantes de doctorado de ingeniería ambiental de la Universidad de Cincinnati y sus profesores en la 246 reunión nacional de la American Chemical Society, celebrada en Indianápolis.
Seguir leyendo

Más de 250 toneladas de aceite reciclado en Castilla y León para elaborar biocombustible
Gran parte de la sostenibilidad de una economía depende, inevitablemente, de la reutilización y el reciclaje. A este respecto, la Comunidad Española de Castilla y León, en España, ha desarrollado una campaña para promover la recogida de aceites vegetales usados en las casas, con el fin de ser empleado como materia prima en la producción de biocarburantes.

Según datos de la Junta de Castilla y León se han recogido más de 251 toneladas de aceite usado en 2011 para la producción de biocombustibles. Hay cinco plantas que utilizan como materias primas aceites vegetales usados, de colza y de girasol, para fabricar biocarburantes.
Seguir leyendo

Nuevo biodiésel gracias a la red social para científicos ResearchGate
ResearchGate es una red social en internet que permite que científicos de todo el mundo se pongan en contacto y puedan colaborar en el desarrollo de sus investigaciones. Así entraron en contacto Rafael Luque, profesor de Química Inorgánica de la Universidad de Córdoba, y Rick Arneil Arancon, graduado de la Universidad Xavier, en Cagallan de Oro (Filipinas).

Gracias a la comunicación que permite esta red social para científicos, ambos han desarrollado una nueva forma de producción de biodiésel más limpia y barata a partir de residuos. Arancon hacía, en 2010, su trabajo máster de fin carrera. Fue en esa época cuando contactó con Luque, un experto en catálisis de biocombustible, en nanomateriales y en nanopartículas soportadas.
Seguir leyendo

Producción de biodiésel en Maripán, Colombia
Maripán, Colomibia, municipio del departamento del Meta. En julio de 1997, se produce la que se conoce como Masacre de Mapiripán, en la que fueron asesinados ciudadanos inocentes por grupos paramilitares provenientes de diferentes partes del país. Según el máximo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia, los grupos paramilitares fueron favorecidos por la complicidad del ejército, la policía, algunos habitantes y funcionarios públicos y de asesores norteamericanos.

Durante años, los casi dos mil habitantes de Mapiripán sufrieron la violencia de grupos militares de ambos bandos y, además, a menudo, falta de corriente eléctrica estable. De media, la electricidad sólo llegaba a la localidad unas seis horas al día. La Fundación Poligrow comenzó, en 2008, un proyecto para producir biodiésel gracias al cual el suministro de energía ha aumentado hasta las 16 horas. Se espera que en 2012, buena parte de los ciudadanos de Mapiripán puedan tener energía todo el día.
Seguir leyendo

Microorganismos para la producción de biodiésel
La mayor parte del biodiésel que se produce en la actualidad proviene de la combustión de aceites vegetales de distinta procedencia o de los desechos de aceite que producen algunas industrias. El problema de los primeros es la necesidad de grandes extensiones de cultivo. Por ello, se investigan nuevas materias primas que sustituyan a los aceites convencionales en la producción de energía sostenible. Es el caso de los microorganismos oleaginosos, que también pueden ser una fuente para la producción de biodiésel.

Los microorganismos oleaginosos son los que acumulan más de un 20% de lípidos. En la mayor parte de los casos, el aceite que se puede extraer de ellos está en forma de triglicéridos, igual que en los aceites vegetales y las grasas animales. Por tanto, los lípidos de los microorganismos podrían utilizarse en el proceso de producción de biodiésel en la industria.
Seguir leyendo

Producen biodiésel en México a partir de grasa y aceite
El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) de México presentó un proyecto para crear biodiésel a partir del aprovechamiento de aceites y grasas animales desechados por la industria. Estos desechos se pueden aprovechar bien aplicándolo al cien por cien en biocombustible, bien en mezclas con el diésel común, abaratando costes y haciendo un combustible menos contaminante.

Según el instituto, que cuenta con la colaboración del Instituto Municipal de Ecología (Imec), el coste del biodiésel es mucho menor que el combustible fósil y la inversión se recuperaría en un año como máximo. Jesús Manuel Arreola Tostado, director de Coordinación y Vinculación del INIFAP en el estado, comentó: “Tenemos ya tecnología para generar materia prima y producir biodiésel y bioetanol, y desde luego se está trabajando con la generación de biogás, aunque en ello estamos un poquito más atrás”. Añadió que hay “que incidir mucho en lo que es la producción de biodiésel, para el efecto, ya tenemos contacto con el municipio de Celaya y le presentamos a la alcaldesa Rubí Laura López un proyecto para la producción de biodiésel, el que puede ser a partir de materia prima vegetal y a partir de aceites reciclados y grasa animal”.

El proyecto para Celaya plantea que se utilicen todos los aceites que desecha el rastro, los locales de restauración y algunas empresas que usan la grasa animal como derivado, para recogerlo y utilizarlo para el biocombustible. El director de Coordinación y Vinculación del INIFAP dijo que la idea es que el municipio utilice este biocombustible en sus unidades para el servicio público, abaratando costes, y consiguiendo mayor lubricidad y, por tanto, menos desgaste en los motores, lo que prolongará su vida útil.

Uno de los investigadores, Salvador Montes, calculó un presupuesto y concluyó que, con una inversión de alrededor de 200.000 pesos, se pueden producir 1.200 litros por semana de biodiésel, cuyo coste sería de 7,50 pesos por litro; por tanto, menor que el coste del diésel común. El INIFAP ha estimado, por tanto, que en un plazo de 10 a 12 meses, haciendo la inversión mencionada, se amortizará el coste.

Aceite usado como combustible de los autobuses de San Sebastián
La empresa de autobuses urbanos de la ciudad de San Sebastián, Dbus, espera que, dentro de cuatro años, se disminuya en 8,5 toneladas el dióxido de carbono que emiten sus vehículos. Esta propuesta se enmarca en el proyecto Civitas-Archimedes, que apuesta por sustituir los derivados del petróleo por biodiésel como combustible. No es la única acción que proviene del ayuntamiento de San Sebastián. También ha lanzado una campaña (en colaboración con el restaurador Andoni Luis Aduriz) para fomentar el reciclaje de aceite doméstico, que se reutiliza para producir el biodiésel utilizado por los autobuses de la Compañía del Tranvía de San Sebastián.

Donosti participa desde 2008 en el proyecto Civitas-Archimedes, que consiste en la progresiva implantación del biodiésel como combustible de los autobuses urbanos. Otras cinco ciudades europeas participan en el proyecto: Aalborg, Brighton & Hove, Iasi, Monza y Usti-nad-Laben. En Europa, sólo el transporte es responsable del 30% de las emisiones de dióxido de carbono. Dbus, la empresa de autobuses urbanos de San Sebastián, viene aplicando desde hace años medidas que minimizan el impacto de su actividad sobre el medio ambiente. Una de ellas es la utilización de biodiésel en sus vehículos, ofreciendo al ciudadano autobuses menos contaminantes, al tiempo que más silenciosos.

Por otro lado, aproximadamente dos de cada tres litros de aceite de freír se arrojan al alcantarillado público. Un litro de aceite usado contamina 1.000 litros de agua de río. Dbus, en colaboración con el Ayuntamiento de San Sebastián, quiere fomentar el reciclaje realizando una campaña de promoción animando a la ciudadanía a reciclar el aceite usado. El objetivo principal de la campaña es la difusión de los beneficios del biodiésel procedente de aceites reciclados. Para ello, se hará hincapié en la sostenibilidad del biocombustible, promocionando el reciclaje del aceite usado para su posterior empleo en la fabricación del combustible ecológico. La próxima incorporación en 2011 del primer autobús híbrido de fabricación en serie permitirá adquirir experiencia en estas tecnologías.