Una enorme torre para detectar el cambio climático

Hace dos días se inauguró en Brasil una torre de observación para detectar los avatares del cambio climático. La gran estructura metálica, subvencionada por Alemania y Brasil, está ubicada en plena selva Amazónica y sirve para medir con más exactitud los efectos que tiene el cambio climático en esa zona rodeada de naturaleza, de gran sensibilidad ambiental. De esta forma, gracias a la información que este enorme observatorio proporcionará, se podrá controlar mejor las reacciones del planeta y dar pistas sobre cómo combatir este gran problema.

Una enorme torre para detectar el cambio climático

La torre de observación tiene 325 metros de altura y es la mayor estructura de investigación ambiental de América del Sur. Fueron los Gobiernos de Brasil y Alemania quienes, de forma conjunta, subvencionaron el gran observatorio, que ha costado el total de 7,4 millones de dólares y está ubicada a 350 kilómetros de la mayor ciudad de la Amazonia, Manaus, en plena reserva ecológica de Uatumá.

Seguir leyendo