Trump autoriza la caza de lobos y osos en su madriguera
Donald Trump sigue con sus iniciativas poco amigas del medio ambiente. El legado ambiental de su predecesor, Barack Obama, no era una panacea, pero empieza a tener un gran valor si comparamos su gestión con la del nuevo inquilino de la Casa Blanca.

De hecho, la ley que acaba de firmar deroga la normativa de su predecesor, permitiendo a partir de ahora a los cazadores a Alaska cazar osos, lobos y sus crías en sus madrigueras, incluso cuando estén en hibernación.

La nueva legislación, por otra parte, también permite dispararles desde helicópteros o aviones. Unas prácticas que los reglamentos aprobados durante la legislatura de Barack Obama prohibían. Entre otras prácticas de caza, se permiten el uso de cebo, las trampas de ajuste, la caza aérea y la matanza de osos, lobos y coyotes en su madriguera.

La ley afecta a 16 reservas protegidas la vida silvestre del estado, con una superficie de 300 000 km2, que dejarán de serlo en este sentido. La nueva ley, presentada por el congresista republicano Don Young, el representante de Alaska, fue aprobada por la Cámara y el Senado, antes de su reciente firma presidencial.

Un paso atrás para la conservación

Impulsada por los senadores republicanos, por lo tanto, supone el final de la protección de estos animales en la reserva nacional de Alaska, puesto que, como hemos mencionado, se deroga la normativa de la administración de Obama que creó una gran zona protegida en la que no se podía cazar a estos animales.

Trump autoriza la caza de lobos y osos en su madriguera
La ley que permite disparar contra animales en hibernación, entre otras medidas apuntadas, obtuvo 225 contra 193 votos, con lo que el paso adelante dado por Obama para la preservación de las especies quedó en nada, tan solo un año después.
Seguir leyendo

Los cazadores furtivos ya no respetan ni los zoos
Los cazadores furtivos no conocen fronteras cuando se trata de llegar hasta su objetivo: cargarse al animal para obtener su carne, cuernos, colmillos o cualquier otra parte del animal que sirva para hacer dinero, mucho dinero. El último caso que se ha saldado con un rinoceronte muerto a tiros en un zoo francés ha hecho saltar las alarmas.

Como es lógico, los zoos están preocupados y buscan fórmulas que ayuden a mejorar la protección frente a intrusos. Si dan con ellas, quizá también pudieran contribuir a la protección de estos animales tanto en zoos como en espacios naturales.

En apenas unos días, el suceso galo ha traído consecuencias: por ejemplo, ha llevado al zoológico belga Pairi Daiza a acortar los cuernos de sus rinocerontes, una medida que también se ha llegado a poner en práctica en el medio natural, concretamente en Zimbaue. Otra medida que se baraja es el envenenamiento de los cuernos para anular su valor en el mercado negro.

Por lo pronto, la viralidad del suceso ha conseguido algo que otras muertes de rinocerontes no logran: llamar la atención de los medios de comunicación, y tanto dentro como fuera de las redes se ha hablado de este ataque. Tanto por su excepcionalidad al tratarse de un zoo europeo, pues es la primera vez que ocurre con un animal de este tamaño, como por tratarse de un animal en grave peligro de extinción.

Los cazadores furtivos ya no respetan ni los zoos
Aunque las estadísticas son de espanto, pues los cazadores furtivos matan un promedio de 3 rinocerontes al día en Sudáfrica, donde se encuentra la mayor población de rinoceronte blanco del mundo, de ello no se habla sino de forma genérica. Esta vez, sin embargo, al tratarse de un animal que estaba en un lugar público como es un zoo, el suceso ha despertado un gran interés por parte de los medios de comunicación y la opinión pública.

Una nueva amenaza

¿Pero, por qué atacan en los zoos? Básicamente, por pura desesperación. Por un lado, cada vez hay menos rinocerontes en libertad, y están más vigilados, con mayor motivo en lo que respecta a los rinocerontes blancos, una auténtica rara avis.
Seguir leyendo

Rinocerontes volando para escapar de los cazadores
Son muchas las medidas empleadas para combatir la caza ilegal de rinocerontes. Desde la habitual vigilancia, por lo general poco efectiva, hasta la instalación de dispositivos que emiten señales de alerta cuando los cazadores actúan. Incluso se ha intentado desalentar a los cazadores serrando los cuernos.

Sin embargo, de poco o nada valen las iniciativas para su protección si hacemos balance. O, lo que es lo mismo, si tenemos en cuenta que por mucho que se avance, los cazadores aún lo hacen más cuando utilizan la tecnología a su favor. Y el resultado es el que es: el rinoceronte está en franco declive.

Se trata, como es bien sabido, de una especie en grave peligro de extinción. Junto con los tigres y los elefantes, los rinocerontes forman parte del grupo de especies más vulnerables frente a la caza furtiva.

Rinocerontes volando para escapar de los cazadores
Pero no todo está perdido. Pese a que la caza furtiva es uno de los mayores negocios clandestinos, con unas ganancias similares al tráfico de drogas o de armas, según advierte el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), la guerra contra los cazadores clandestinos no cesa.

Un drama que no cesa

En el mercado negro, el precio de un cuerno de rinoceronte es superior al de la cocaína. Un ejemplo que habla por sí solo sobre la tragedia que sufre este animal, agudizada desde hace unos años, coincidiendo con el boom de las nuevas tecnologías.
Seguir leyendo

El pangolín necesita hacerse ‘famoso’ para evitar la extinción
Si eres un pangolín y quieres dar esquinazo a la extinción, ser de una u otra especie va ha hacer poca diferencia. En todos los casos, tienes los días contados. Y es que la extinción está a la vuelta de la esquina cuando eres uno de los curiosos animalitos que se engloban bajo el nombre de manis.

Ahora, sin embargo, cuentan con una protección extra. Quizá haya llegado tarde. Esperemos que no sea así, pero las dudas son más que lógicas, ya que se trata de uno de los animales con los que más se trafica en el planeta. La prohibición de su caza en todo el mundo viene acompañada, además, de una misión que corresponde a los conservacionistas: darlo a conocer para evitar su extinción.

Un grave declive

Durante años se creyó que la especie asiática era la más vulnerable, pero los números son dramáticos para todas ellas. Lo llevan advirtiendo los expertos desde la primera Conferencia mundial sobre la conservación de pangolines, celebrada a mediados de 2013 por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y la Comisión de Supervivencia de Especies (UICN-SSC, por sus siglas en inglés).

El pangolín necesita hacerse ‘famoso’ para evitar la extinción
¿Su principal amenaza? La caza furtiva, y muchas veces también su captura. Si del mamífero que más sufre el tráfico clandestino se trata, el pangolín se lleva la palma. En efecto, es el mamífero que más sufre el contrabando en todo el planeta y precisamente por ello está en la cuerda floja.

Máxima protección, en vano

Sobre su difícil situación se trató en la Convención Internacional sobre el comercio de especies silvestres en peligro (CITES) celebrada en Johannesburgo (Sudáfrica), a la que acudieron los 183 estados miembros de la misma.
Seguir leyendo

El orangután de Borneo, cada vez más cerca de la extinción El orangután de Borneo está en “peligro de extinción crítico”, según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). La organización, en cuyas listas la especie ha pasado de la lista “en peligro” a “en peligro crítico”, advierte que si nada lo remedia en apenas diez años solo quedarán unos 47.000. Y seguirá como hasta ahora, en auténtica caída libre.

Hoy quedan unos 60.000 ejemplares de este primate en Borneo, el único lugar del mundo, junto con Sumatra, donde existe. Su población está disminuyendo de forma alarmante a consecuencia de la caza y la destrucción de su hábitat.
Seguir leyendo

El mono tocón, amenazado por la deforestación y la caza
El mono tocón es diminuto, de espeso pelaje, y apenas pesa un kilo, un primate endémico de Perú tímido y asustadizo, que habita la región de San Martín, gravemente amenazado. Si nada lo remedia, su negro destino será sinónimo de extinción mucho antes de lo que imaginamos.

La pérdida de hábitat, la caza ilegal y la falta de medidas de protección están condenándolo a desaparecer. Su agónica cuenta atrás tiene alarmados a los proteccionistas, que ven cómo sus ímprobos esfuerzos son insuficientes para salvarlos.
Seguir leyendo

Un virus letal amenaza la supervivencia del conejo y del lince
España, etimológicamente país de conejos, va a serlo sólo por el nombre. De seguir avanzando la devastadora enfermedad conocida como el virus hemorrágico (RHDV), especialmente letal en su nueva variante, acabará pronto con la mayor parte de las poblaciones de conejo en la península ibérica.

La mutación del virus, en efecto, lo ha convertido en un serio peligro para el conejo (Oryctolagus cuniculus), pues se trata de una nueva cepa tremendamente virulenta, que afecta también a las crías, incapaces de generar protección frente a la enfermedad.
Seguir leyendo

Proponen la caza de leones para fomentar su conservación
Proteger al león no es lo mismo que proteger a los leones. Parece un juego de palabras, y en cierta manera lo es, pero también esconde una estrategia de conservación de la especie que hace uso de todas las armas a su alcance para lograrlo, incluyendo el fusil.

Fomentar su caza para preservarlo, en efecto, es la chocante propuesta del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (FWS, por sus siglas en inglés), que últimamente anda inventando políticas supuestamente favorables para el león que habita tierras africanas.
Seguir leyendo