Contaminación de China, en alerta roja
Como es bien sabido, la contaminación atmosférica es un grave problema en China. Desde hace años, numerosas ciudades, entre ellas su capital, registran unos niveles de contaminación exterior que ocupan los primeros puestos a nivel mundial.

Por lo general, las urbes son lugares polucionados. Las ciudades en las que se cumplen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para que el aire tenga unos mínimos de pureza representan una excepción.

En China, lógicamente, no todo el país la sufre. El problema también se concentra en las ciudades, pero la situación ha alcanzado unas dimensiones que supone una serie amenaza para la salud de más de 100 millones de personas.

Alerta roja en 50 ciudades

Si numerosas ciudades del sur de China llevan lo suyo en contaminación, acortando la vida de sus habitantes una media de unos 5 años, últimamente sin embargo están siendo noticia las del noreste del país.

Sus altos niveles de contaminación son alarmantes desde hace semanas. Solo en los últimos días, se han cancelado alrededor de 200 de vuelos en la capital. La alerta roja también ha supuesto una especie de toque de queda voluntario.

Contaminación de China, en alerta roja
Las autoridades han recomendado a más de 100 millones de personas que no salgan a la calle. En total, una decena de ciudades han decretado la alerta roja en la provincia de Shandong, con una población de 96 millones de habitantes.
Seguir leyendo

La contaminación en Pekín sigue triplicando el máximo marcado por la OMS
China es uno de los países del mundo que más contamina, especialmente por las fábricas allí ubicadas que expulsan niveles altísimos de polución. A pesar del objetivo de reducción marcado 2014, la contaminación en Pekín, la capital, sigue causando estragos, llegando a triplicar el límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), 25 microgramos. En el informe de 2014 supera esta cantidad en más de tres veces, emitiendo 85.9 microgramos de partículas PM 2.5, que han sido catalogadas como las más dañinas para la salud. Al mismo tiempo, en el informe que desvela estos datos, la ciudad oriental también supera la media de emisiones de dióxido de nitrógeno, aunque registra menos dióxido de sulfuro y óxido de nitrógeno.

Pekín, sin embargo, en los últimos tiempos ha ido mostrando más y más preocupación por la salud de sus habitantes y los daños que causa al medio ambiente y, para ello, elaboró un nuevo programa el año pasado para una correcta medición de los niveles de polución y así poder buscar mejores soluciones y valorar las mejoras. También, el mundo aplaudió la noticia de que el año que viene cerrará la única central térmica de carbón activa en la capital. En este país, se ha ido reemplazando la principal fuente de energía en las casas (el carbón) por gas natural, mucho menos contaminante. La medida se ha comenzado en Pekín pero se extenderá también a otras ciudades.
Seguir leyendo

China quiere acabar con cientos de montañas para construir ciudades
El avance de las ciudades se ha convertido en China en un peligro ambiental que va más allá de la contaminación atmosférica urbana o de la explotación de recursos. Sin exagerar lo más mínimo, puede afirmarse que el mapa político amenaza con engullir el mapa físico a golpe de eliminar cientos, incluso miles de montañas en un futuro próximo.

El proceso de aplanamiento se inició en distintos puntos del país en 2012 con el fin de convertirlas en planicies sobre las que construir, un objetivo que ha alarmado a los científicos por las nefastas consecuencias que ello supondría para el entorno.
Seguir leyendo

Ciudades flotantes como solución a la sobrepoblación
La imparable superpoblación mundial es un grave problema en todo el mundo, pero cobra tintes dramáticos en países como China, donde podría encontrarse una solución mediante la creación de islas flotantes que bordearían la costa.

La propuesta es de ATS Design Oficce, que ha desarrollado un nuevo concepto de una ciudad flotante con un diseño futurista, una suerte de metrópolis oceánica sostenible a la que no le falta de nada: comercios, espacios residenciales, áreas culturales y de ocio y, por si fuera poco, con cero emisiones de carbono y un consumo energético eficiente.
Seguir leyendo

Pekín, una ciudad cada vez más irrespirable
Los intentos de mejorar la nefasta calidad atmosférica de Pekín por parte de las autoridades locales parecen no servir de mucho. Ni siquiera se confía en un mañana menos contaminado. Con un gran pesismismo, los expertos afirman que es una ciudad “apenas habitable” a consecuencia de su polución atmosférica, según concluye un informe recientemente publicado por Academia de Ciencias Sociales de China (ACSCh), una prestigiosa institución que realiza pronósticos sobre temas de interés social.

Que el aire es irrespirable en las calles de la capital del gigante asiático es una realidad que no cesa de copar titulares en los medios de comunicación. Pasan los años y la populosa ciudad no parece ver el final del túnel, buscándose soluciones que no van mucho más allá de las típicas mascarillas, de los purificadores de aire o de hacer cosas tan a la desesperada como colocar enormes pantallas para ver los amaneceres y atardeceres o vender aire puro en lata, literalmente.
Seguir leyendo

Estados Unidos y China se unen contra el cambio climático
Estando como estamos, tan faltos de un acuerdo global que frene las emisiones de gases de efecto invernadero, se agradecen los intentos de acercamiento entre dos de los grandes emisores a nivel mundial, como son China y Estados Unidos.

No se ha hecho más que un bonito discurso que suena a música celestial, por lo que podría quedarse en agua de borrajas sin ser algo excepcional. Es lo que tienen las palabras, el viento suele llevárselas, sobre todo si salen de la boca de políticos. Así, una vez izada la bandera de la desconfianza, dejando a un lado este lógico escepticismo, la noticia también resulta esperanzadora.
Seguir leyendo

Contaminación en China: necesitan pantallas para ver los amaneceres
La grave polución a la que se enfrenta Beijing, la capital de China, no parece tener remedio. Muy al contrario, la cosa va a más y sus 17 millones de habitantes viven envueltos en un terrorífico smog. Hasta tal punto ha llegado la situación que ya sólo pueden ver el cielo mediante pantallas gigantes instaladas en las calles, en las que se retransmiten amaneceres.

Las imágenes son impactantes. Una nube de smog enturbia al completo la atmósfera en calles, plazas y en toda la urbe en general. Nada se escapa a ella, excepto los colores intensos de esos plasmas que retransmiten amaneceres y cielos azules para recordar a los viandantes no sólo lo que se pierden, sino lo que tienen: falta de luz natural o, lo que es lo mismo, una polución atmosférica que bate récords casi a diario.
Seguir leyendo

China: 3 millones de hectáreas demasiado contaminadas para cultivar
Más de 3 millones de hectáreas en China no son aptas para el cultivo de alimentos porque están demasiado contaminadas, según ha asegurado un funcionario del Gobierno chino. Es el resultado de tres décadas de un crecimiento industrial sin precedentes, un desarrollo económico insostenible y que está poniendo en peligro la salud de los ciudadanos.

Contaminación en las grandes ciudades y contaminación en el campo. China, ya lo hemos dicho alguna vez, es uno de los mayores problemas medioambientales de la actualidad. La limpieza de las zonas rurales puede ser aún más difícil que la reducción de la contaminación en las grandes urbes.
Seguir leyendo