El cielo está contaminado
Los cielos de todo el mundo siguen contaminados. La transparencia del cielo se ha reducido en las últimas décadas, con la única excepción de Europa. El oscurecimiento es debido a las partículas en suspensión que flotan en el aire, los denominados aerosoles, polvo y dióxido de azufre, que se generan principalmente en la combustión de carbón, en diferentes procesos de la industria.

El oscurecimiento del cielo es especialmente notable en regiones como el sur y el este de Asia, Suramérica, Australia y África.

¿Cómo afectan al calentamiento global? Los conocidos como CFC afectan a la temperatura del planeta porque reducen la cantidad de radiación solar que llega a la superficie terrestre. Reflejan parte de esa radiación hacia el espacio y producen enfriamiento terrestre pero un calentando en la atmósfera.

En Europa la contaminación de los cielos con partículas alcanzó su máximo en los años ochenta, pero las nuevas tecnologías han mejorado los procesos y el cielo europeo ha ganado en brillo y visibilidad en los últimos años.