Un águila cazando un pequeño ciervo
Una cámara ha capturado el momento en que un águila trata de cazar a un pequeño cervatillo. Y esta vez no parece un fake. La serie consta de tres imágenes. La cámara trampa se disparó cada pocos segundos para recoger un momento único de naturaleza salvaje.

Ha ocurrido en el extremo oriente de Rusia. Las águilas de la zona raramente atacan a los ciervos (una presa, por lo demás, bastante grande para ellas). Tal vez, el ave tenía tanta hambre que decidió un ataque desesperado. Así, la imagen del águila aferrándose a su presa, a la espalda del ciervo, es bastante desconcertante.
Seguir leyendo

La caza amenaza con extinguir a los ciervos en Murcia
A tiro limpio es fácil acabar con cualquiera, persona, animal o cosa, sobre todo cuando, además, la bala la bendice la ley y el blanco es un ser indefenso. En este caso, los rifles la han tomado con los ciervos que hace una década regresaron a los montes murcianos, al que fue su hogar en tiempos ancestrales, si bien tampoco entonces se libraron de la caza.
Seguir leyendo

Reino Unido podría actualizar sus leyes para exterminar a las ardillas grises, tejones y ciervos
No se les considera animales dignos de protección, sino plagas asesinas. En el Reino Unido, ni las ardillas grises ni los tejones ni tampoco los ciervos son bien recibidos, al menos no para los legisladores, que muy pronto podrían dar el pistoletazo de salida para acabar con todos ellos de un modo masivo.

Si no es con todos, al menos con el mayor número posible, con la clara intención de exterminarlos en algunas zonas, si bien los tres grupos de animales están sufriendo persecuciones desde hace años. ¿Las razones? Son diversas, si bien en general suponen una amenaza para otras especies protegidas, como la ardilla roja (la gris la desplaza) o los erizos (los tejones se los comen) o se les considera un peligro por provocar accidentes de tráfico, como ocurre con los ciervos.
Seguir leyendo

Una bacteria que ataca al ciervo ibérico
Existe una bacteria, de nombre científico Coxiella burnetii, que puede provocar abortos en animales silvestres y domésticos, además de afectar a las personas como agente causante de la fiebre Q (una infección que, en la mayoría de los casos, es leve). Investigadores españoles han documentado los primeros casos de la bacteria en tres poblaciones de ciervo ibérico silvestre. Los resultados demuestran que la presencia de la bacteria es aún baja, pero es conveniente analizar la dinámica de la enfermedad.

No es raro que este tipo de bacteria afecte a ciervos ibéricos. La novedad es que lo haga en poblaciones de ciervos con densidades bajas. Los científicos, de la Universidad de Extremadura, están estudiando cómo afecta esta bacteria, la Coxiella burnetii, a las poblaciones de ciervo ibérico salvaje.

Seguir leyendo