¿Qué tipo de polución emite el tubo de escape de un coche?
Como es bien sabido, los gases que emiten los tubos de escape de los vehículos son una de las principales causas del aumento de las emisiones, concretamente de los gases de efecto invernadero, responsables del avance del cambio climático.

Independientemente de que sea un coche de diésel o gasolina, el humo del tubo de escape es provocado por la combustión de la mezcla del aire y el combustible y ambos elementos son los que entran en la cámara de combustión en distintas proporciones que, entre otros factores, dependerán del tipo de motor.

La proporción de aire y combustible tiene influye en la emisión de los gases contaminantes, entre otros hidrocarburos, el anhídrido carbónico (CO2), los óxidos de nitrógeno (NOx) y el monóxido de carbono (CO). Anteriormente, también se incluía el nefasto el plomo.

Control de emisiones

El motor es incapaz de controlar los porcentajes de aire y combustible que entran en la cámara de combustión. Para poder controlar la mezcla en los coches mínimamente modernos se introduce un sensor que regule lo que entra en el motor.

Situado a la salida del colector de escape del motor, su objetivo es analizar los gases de escape enviando información de forma constante a la gestión electrónica del motor para conseguir ajustar las proporciones de la mezcla en función de lo que demande el funcionamiento del vehículo. Eso sí, salvo escándalos como el de Volkswagen, siempre dentro de los límites marcados por la normativa.

¿Qué tipo de polución emite el tubo de escape de un coche?
Habida cuenta de lo que nos ha traído el fraude de emisiones del grupo germano, esta autoregulación puede actuar a favor o en contra de la contaminación ambiental y, por lo tanto, de la salud pública.
Seguir leyendo

Fraude de emisiones contaminantes de Volkswagen
El caos que ha provocado el fraude de emisiones contaminantes de Volkswagen está lleno de interrogantes. Como si de una torre de naipes caída se tratase, todas las cartas están en el suelo, pero muchas de ellas siguen boca abajo. Mientras se conoce el alcance de este drama económico y ambiental, el goteo de noticias sobre este descomunal escándalo agravan la situación más y más, dejando al mundo atónito.

El fraude de emisiones de Volkswagen ha sumido a la empresa automovilística líder mundial en ventas en una crisis tan profunda que resulta imposible ver ni un hilito de luz en el horizonte.

Un colosal escándalo

Ellos mismos han ido ensuciando la atmósfera con sus agresivos tubos de escape, lobos vestidos con piel de cordero, hasta que la polución ha acabado engulléndolos. Sin embargo, hace nada reinaba una aparente calma.

En efecto, cuando Volkswagen arrebató el liderazgo de ventas a Toyota, alcanzar la cima fue un sueño que pronto se tornaría pesadilla. A la postre, hizo la caída fuera todavía más dura la caída. ¿Cómo un grupo puntero en tecnologías eficientes, que apostaba por la tecnologías verdes iba a destaparse con algo así?
Seguir leyendo

Prohibir el tráfico en las ciudades para evitar la contaminación
Los coches y la ciudad parecen un binomio inseprable. Sin embargo, si de ciudades más habitables hablamos, entonces los coches directamente sobran por obvias razones. Y es que desde que las industrias acabaron relegadas al extraradio, los tubos de escape de los coches son, junto con la calefacción doméstica, los principales emisores de contaminantes en el entorno urbano.

Pero no solo eso, porque además de contaminar sitúan al viandante en un segundo plano insufrible, y lo mismo cabe decir de ciclistas y usuarios del transporte público, además del terrible paisaje urbano que dibujan y del estrés o, por ejemplo, de la contaminación acústica y lumínica que hemos de aguantar.
Seguir leyendo

Coche a pedales que alcanza los 100 km por hora
Se llama Rath Racer y puede considerarse tanto una bicicleta híbrida como un coche a pedales. ¿Su originalidad? Consigue que pedalear como lo haríamos con una bici cualquiera se traduzca en una velocidad similar a la de un coche.

El secreto no es otro que una tecnología que convierte la fuerza que imprimimos al pedalear en energía eléctrica a través de un sistema pendiente de patente que convierte a este ingenio en una bicicleta híbrida de lo más peculiar. En otras palabras, los pedales están conectados a un generador de alto rendmiento, con lo que el pedaleo genera una electricidad que permite alcanzar velocidades importantes, a la vez que recarga la batería.
Seguir leyendo

Coches más sostenibles fabricados con tomates
Los residuos de los tomates procedentes de la producción de ketchup sirven para algo más que formar grandes montañas de basura con sus pieles, tallos y semillas… y no, no me refiero a transformarlos en compost, que no estaría mal, sino a un uso mucho más tecnológico y sorprendente que ya está en fase de estudio.

Por raro que parezca, el tomate es una materia prima alternativa a los materiales sintéticos que pronto podría utilizarse para fabricar las piezas de los coches que hasta ahora son de plástico, como la guantera, el cofre para guardar las gafas, monedas o tantos otros elementos.
Seguir leyendo

Un estudiante nigeriano fabrica un coche solar y eólico con desechos
El mitico Escarabajo de Vokswagen acaba de ser modernizado por enésima vez, si bien ha sido de un modo inusual, que nunca hubiera imaginado el constructor de la marca alemana. A pesar de su turbulenta historia, era difícil pensar que este coche, que nació como vehículo nazi y del que se han fabricado más de 21 millones de unidades, pudiera ser remozado con un enorme panel solar en el techo y una turbina eólica bajo el capó.

Tan insólita transformación nada tiene que ver con equipos de I+D de la casa, ni mucho menos se ha llevado a cabo con tecnologías de vanguardia. Si ha sido equipado con todo lo necesario para convertirse en un coche solar y eólico a la vez (una curiosa alternativa dentro de la locomoción sostenible), ha sido gracias a desechos reciclados donados por familiares y amigos.
Seguir leyendo

El motor EcoBoost del Ford Kuga es el menos contaminante
Hemos hablado en muchas ocasiones de los problemas de contaminación de los coches, especialmente en las grandes ciudades donde la acumulación del tráfico es extrema. Sin embargo, merece la pena mencionar que muchos fabricantes están haciendo verdaderos esfuerzos para reducir al máximo el impacto que tienen sus vehículos en el medio ambiente.

Un claro ejemplo de ello motor EcoBoost del nuevo Ford Kuga, se trata de una mecánica muy trabajada para conseguir la máxima eficiencia, eso es reducir las emisiones de gases en un 15% y reducir el consumo de carburante en un 20%. La gama EcoBoost está formada por el espectacular 1.0 de tres cilindros, un 1.5, un 1.6, un 2.0 de cuatro cilindros y un 3.5 V6.
Seguir leyendo

Ciudades sin coches contaminantes
En Mackinak, llegaron a una decisión radical: prohibir los coches. No hace falta llegar a ese extremo para lograr una ciudad libre de humo contaminante. Basta con fomentar la bicicleta, ir andando o, en último caso, usar el transporte público. Los vehículos eléctricos y los que funcionan con hidrógeno tampoco expulsan gases nocivos para la salud.

Mackinak no es la única ciudad del mundo sin coches. Hay otras, como la pequeña y verde isla de Sark, en el Reino Unido, donde los únicos vehículos de motor que están permitidos son los tractores y el ferry que llega a la isla. Tampoco en Medina de Fez, la parte más vieja e histórica de la ciudad marroquí de Fez, circulan coches, aunque por una razón bien distinta: no caben por sus estrechas calles. Es considerada la zona peatonal más grande del mundo.
Seguir leyendo