Consejos para no desperdiciar comida
Tirar comida a la basura no es solo una cuestión de ética o moral debido a la situación económica de algunas familias, sino que también causa contaminación porque conlleva desperdiciar ciertos recursos naturales, energía, agua o transporte que se ha invertido en su producción. Es por eso que, para evitar desperdiciar comida, vamos a darte algunos consejos con el fin de revertir esas estadísticas que dicen que España es el sexto país de la Unión Europea que más comida desecha en la basura. Pero ya no solo con este objetivo, sino también para que tú mismo puedas disfrutar de una dieta más variada y para sacar el máximo provecho a tus compras.
Seguir leyendo

El movimiento Slow Food
En esta época nuestra dominada por el consumismo, la masificación y la globalización, numerosos movimientos reivindican una forma de vida más sana, acorde con nuestra naturaleza humana y respetuosa con el planeta. Uno de estos movimientos es Slow Food.

Slow Food es una asociación sin ánimo de lucro que fue creada por Carlo Petrini en 1986 y que en la actualidad cuenta con 83.000 miembros repartidos por todo el mundo. Nace como respuesta crítica a la comida basura. Propone que le demos a los alimentos la importancia que tienen, puesto que son nuestra fuente de salud y vida. Defienden que hay que recuperar el placer por los alimentos, lo cual no supone simplemente disfrutar de distintas recetas y sabores, sino por encima de todo una responsabilidad frente a los alimentos.

Esta responsabilidad lleva a lo que Slow Food ha dado en llamar “ecogastronomía” que, a grandes rasgos supone:

— la defensa de la biodiversidad agroalimentaria y rechazo de los transgénicos. Frente a los alimentos modificados genéticamente, los miembros de esta asociación creen que hay que mantener y recuperar las variedades vegetales locales, que están perfectamente adaptadas al clima de la región de donde son oriundas, son naturales y conservan sus propiedades nutritivas intactas. En este sentido, su ideología es similar a la de algunos grupos ecologistas que están creando “bancos de semillas” tradicionales.

— la crítica de la pésima calidad de los alimentos cuyo consumo es predominante hoy en día: hamburguesas de famosas cadenas, bollería industrial, alimentos refinados como el azúcar, la pasta…

— la vuelta a sistemas agrícolas y ganaderos tradicionales, sin impacto ambiental ni uso de pesticidas.

— la consideración de cada alimento como una entidad inseparable de su historia: ver si las semillas eran naturales o transgénicas, dónde ha crecido la planta, si ha supuesto la utilización de mano de obra esclava o trabajo precario, si se han usado pesticidas, cuántos kilómetros ha recorrido hasta llegar a nuestra mesa (con la repercusión en la contaminación global que ello supone)…

Slow Food está presente en 65 países, España incluida.

Reino Unido prohíbe la comida basura en televisión

La obesidad, uno de los principales problemas de la población de hoy en día y en especial de los habitantes del Reino Unido es algo que preocupa al equipo de gobierno de Reino Unido, por ello han tomado una serie de medidas para controlar la publicidad de la comida basura en televisión y de esta manera que los menores no sean tan vulnerables delante del televisor.

El gobierno de Reino Unido ha confirmado su proyecto de ley para permitir la publicidad por emplazamiento en los programas de televisión, excluyendo en todo caso a la publicidad que exhiba alimentos de alto contenido en grasas, azúcares o sales, así como el alcohol.

La publicidad por emplazamiento consiste en incluir en un programa televisivo el producto que se desea promocionar. La medida llevada a cabo por el equipo de gobierno inglés se ha llevado a cabo tras un consulta realizada en noviembre de 2009 por el Ministerio de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes, que ya se había realizado con anterioridad en el año 2008.

Reino Unido prohíbe la comida basura en televisión
La coordinadora de la campaña “Los alimentos de lo niños”, Jackie Schneider afirma que esta es una buena noticia, ya que la presión masiva de las organizaciones de protección de la salud, del consumidor y de los niños han conseguido que el Ministro modifique sus planes sobre publicidad por emplazamiento de la comida basura.

Aunque también Schneider afirma tener dudas sobre el futuro de esta decisión pues “No queremos que se siga adelante con la publicidad por emplazamiento en general. Esto podría provocar que un futuro gobierno acabara permitiendo el emplazamiento publicitario de la comida basura. A los partidos políticos les tiene que quedar claro que cualquier intento de reintroducir la publicidad de este tipo de alimentación se encontrará con la implacable oposición que ha logrado su actual exclusión”.

En el Reino Unido, según datos de la organización “Sustain”, el 92% de los niños ingleses consumen más grasas saturadas de las recomendadas, el 86% consume demasiado azúcar, el 72% consume demasiada sal y el 96% no ingiere la cantidad suficiente de frutas y verduras. La incorrecta nutrición infantil y sus consecuencias, especialmente la obesidad, es uno de los problemas de salud pública más importante de Reino Unido. También hay que destacar que este país es el que cuenta con el mayor número de casos de obesidad en toda Europa.

La campaña llevada a cabo por “Sustain” ha recibido el apoyo de numerosas organizaciones de todo el país.