Realizar compost durante los meses fríos
El compost o composta es un abono natural que se hace con materiales orgánicos que se van descomponiendo. Su misión es crear un fertilizante sin químicos que resulta muy rico para alimentar las plantas. Creando un compost adecuadamente obtendremos, por tanto, un nutriente para plantas perfecto, a la vez que aprovechamos los desechos que generemos en casa. Suele estar compuesto de restos de comida, hojas secas, papel café, etcétera. No hay que añadir al compost ni excrementos, ni aceites, ni ningún tipo de químico.

Gracias al compost casero, podremos cultivar y nutrir a las plantas de una manera sencilla. Sólo necesitamos unas pequeñas recomendaciones y elegir un lugar idóneo para ir acumulando todos estos residuos, como por ejemplo, un tiesto o un jardín, si lo tenemos.

Pero, ¿qué ocurre cuando llega el invierno? Los microorganismos del compost que ayudan a descomponer sus materiales orgánicos y convertirlos en abono podrían congelarse, especialmente en ciudades donde las temperaturas bajan a menudo de cero.
Seguir leyendo