Productos bio para bebés: ¿Por qué utilizarlos?
La moda eco todo lo alcanza. Aunque sigue siendo complicado, prácticamente misión imposible encontrarlos en los supermercados, ya sean las tiendas de esquina o las grandes superficies, no cabe duda de que lo ecológico vende, y el sector relacionado con el cuidado del bebé no podía ser una excepción.

Es más, se dan dos circunstancias especialmente propicias, que hacen que las empresas acudan atraidos por la expectativa de negocio. Ese panal de rica miel que les atrae de una forma irresistible es simple estadística, y es que es algo más que sabido el desembolso que supone la llegada de un bebé, y lo mucho que sus progenitores se preocupan por su salud y por “darles lo mejor”.

Además, la fragilidad propia de los bebes, en buena parte por la inmadurez de su sistema inmunitario, los convierten en el blanco perfecto para ser consumidores de productos naturales, ya sean alimentos, artículos para su cuidado corporal, juguetes y accesorios de todo tipo, así como ropa ecológica.

Productos bio para bebés: ¿Por qué utilizarlos?
¿Pero, realmente es necesario, hace una gran diferencia optar por los productos bio? En este post intentaremos dar respuesta a esta cuestion. Porque, y en este punto nos haremos una pregunta que muy probablemente se haga el lector: ¿Acaso los productos convencionales pensados para bebés no son ya de por sí todo lo naturales que pueden ser? ¿O, al menos, no son suaves y lo suficientemente seguros?

Escapar de posibles riesgos

La respuesta es sí y no. Básicamente, son seguros según la normativa, pero la legalidad se ha demostrado por activa y por pasiva que no es todo lo confiable que debiera.
Seguir leyendo

Por qué lo “natural” no siempre es ecológico
En un post anterior dimos algunas razones por las que lo orgánico no siempre es ético ni saludable, y descubrimos que no siempre es fácil saber hasta qué punto un producto es realmente bio. Además, en el otro lado de la moneda, nos encontramos con productos que venden lo natural prácticamente como sinónimo de ecológico.

Vaya por delante que las palabras “ecológico”, “bio” y “orgánico” sin sinónimas, al menos así es legalmente, por lo que cuando un producto se cataloga como eco, bio u orgánico habrá de ir acompañado por el respectivo sello si queremos tener unas mínimas garantías de que realmente lo sea.
Seguir leyendo

Guía para compras ecológicas

Llevar una vida “verde” también puede ponerse en práctica desde la cesta de la compra. Muchas veces, cuidar el planeta al comprar, nos reporta igualmente grandes beneficios en la economía familiar.

Primer paso: tomarse unos minutos para pensar qué productos adquirimos

Muchas veces, compramos más de lo que necesitamos y muchos de los alimentos pueden acabar en el cubo de la basura si no nos da tiempo a consumirlos. Tanto para ahorrar como para no desechar alimentos, funciona el pensar en un menú semanal y hacer una lista de la compra. Otro de los beneficios es que invertiremos menos tiempo en el supermercado. Además, si ordenamos nuestro frigorífico convenientemente (los productos cárnicos por fechas de caducidad, un estante para cada tipo de alimento…) tendremos todo a la vista y correremos menos riesgo de tener que tirar alimentos olvidados.

Seguir leyendo