Ecologismo vs Consumismo
La ecología es poco amiga del consumismo, qué duda cabe. Sin embargo, además de la típica fiebre consumista, un auténtico drama para el planeta, hay prácticas de consumo verde y estilos de vida pretendidamente eco-amigables que también van en contra de la sostenibilidad.

Aunque en la práctica la industria de lo ecológico se encuentra inmersa en el sistema social y cultural que promociona lo ecológico, en este post, como es lógico, vamos a separar los conceptos de “ecología” y “consumismo” para además compararlos desde un enfoque antagónico.

Consumir consume el planeta

El consumismo puro y duro, ese hábito tan arraigado que incluso forma parte de nuestra identidad cultural, de nuestros hábitos más cotidianos, deseos y sueños, es una auténtica pesadilla para el entorno. La factura, tarde o temprano, acabamos pagándola todos, y unos bastante más que otros.
Seguir leyendo

Los aparatos que más consumen en el hogar

Una pregunta que ronda a menudo por nuestras cabezas, especialmente si estamos preocupados en la ecología y el ahorro energético, es saber cuánto se consume mensualmente en un domicilio y qué aparatos necesitan de más energía. Conociendo cómo funciona, podremos saber igualmente los hábitos que debemos adoptar en casa para reducir el consumo general, el cual, a la larga y aportado de forma individual, repercute en el medio ambiente y, además, nos hará economizar grandes cantidades en la factura de la luz, cada vez un azote mayor para las economías domésticas.

La energía eléctrica es un elemento fundamental en nuestra vida diaria pero, desgraciadamente, aún se sigue utilizando más de lo que nos hace falta. Como hemos dicho muchas veces, a la hora de adquirir un aparato o electrodoméstico, estamos tomando un camino clave para conseguir ese ahorro de energía en el hogar.

Afortunadamente, cada vez hay más electrodomésticos con etiqueta ecológica, durables y mucho más positivos para el hogar. Adquiriendo uno de estos, estamos dando un primer gran paso para la economía de energía eléctrica en casa.

Además, hay que adquirir comportamientos responsables, como no dejar enchufados todo el tiempo determinados artefactos, no olvidar apagar las luces y reducir el uso de algunos de ellos. Por ejemplo, encender el horno para calentar sólo un pan.
Seguir leyendo