Mejoran la desalinización de agua de mar con el método usado en los pañales
Las técnicas que permiten eliminar gran parte de la sal del agua del mar para convertirla en potable para los seres humanos es un proceso caro. Se necesitan entre 3 y 10 kWh para obtener un metro cúbico de agua dulce. Por esta razón, el sistema es difícil de implantar precisamente donde más se necesita, las regiones áridas y pobres.

Pero un nuevo proceso desarrollado por el Instituto de Tecnología de Alemania (KIT) podría abaratar sustancialmente el coste del sistema de desalinización. Está siendo desarrollado por Manfred Wilhelm y Johannes Höpfner y ha conseguido ya reducir en más de un tercio el contenido de sal del agua del mar, que contiene unos 35 gramos de cloruro de sodio por litro.
Seguir leyendo

Proyecto de desalinización en Gaza
La Unión Europea invertirá 10 millones de euros en un nuevo proyecto de desalinización en la Franja de Gaza. La planta se extenderá sobre 7,4 hectáreas destinadas a la Autoridad Palestina del Agua (PWA) en la ciudad de Khan Younis, al sur de la Franja de Gaza. Para dar inició a la obra, el enviado de la Unión Europea en Cisjordania y Gaza, John Rutter-Gatt, firmó un acuerdo con el jefe de la Autoridad de Agua Palestina, Shaddad Attili, los Municipios Costeros de Agua y Unicef.

Según informó el portavoz de la Unión Europea, la finalización de la construcción de la planta está prevista para el año 2015. El funcionario agregó que, una vez terminado el proyecto, la planta abastecerá de agua potable y para uso doméstico a, aproximadamente, 75.000 personas en toda la Franja de Gaza.
Seguir leyendo

La planta desalinizadora más grande de Europa se pone en marcha
Por fin la planta desalinizadora más grande de Europa se ha puesto en marcha en El Prat, Barcelona. La ciudad catalana ahora no sólo se conocerá por tener uno de los aeropuertos más seguros del viejo continente, sino también por contar con esta instalación que aportará entre el 17 y el 20% del consumo del área de Barcelona.

La planta desalinizadora se ha situado entre el mar, el río y la gran depuradora del Baix Llobregat. Es muy moderna y sofisticada y servirá para el abastecimiento humano. Aunque la de Alicante es más grande porque cuenta con 80 hectómetros cúbicos, se trata de una planta mixta que sirve principalmente para cubrir las necesidades de regadío.

La de El Prat es capaz de producir 200.000 metros cúbicos al día, lo que equivale a 200 millones de litros de agua al día. El agua del mar llegará a la planta gracias a dos conducciones de 2,2 kilómetros de longitudque viajarán unos 30 metros por debajo de la superficie. De cada 100 litros de agua del mar, 45 se desalinizarán y el resto se devolverá al mar utilizando un emisario submarino.
Seguir leyendo