Techos verdes para reducir las inundaciones en las ciudades
Las inundaciones en las ciudades se pueden prevenir con una adecuada gestión del alcantarillado, pero también con la creación de edificios que ayuden el drenaje y absorción de agua. Un bosque no se inunda fácilmente porque hay plantas y la tierra no recibe el agua de golpe, sino que las gotas van resbalando por las hojas, los tallos y los troncos, y tardan en llegar al suelo. Cuando la tormenta pasa, en el suelo, en el peor de los casos, queda barro.

En las ciudades, en cambio, no hay nada que frene al agua. Todo es cemento. El agua va directamente a los sistemas de drenajes, que, si están atorados o la cantidad de agua es suficientemente grande, se saturarán y comenzará una inundación. Hace años que los gestores urbanos crean más zonas verdes en mitad del asfalto. Incluso en las paredes y en el techo de los edificios. No sólo es una forma de limpiar el ambiente, de templarlo y humedecerlo, sino que también sirve de prevención ante inundaciones.
Seguir leyendo

Edificios vivos, más allá de la certificación LEED
Existe un nuevo movimiento arquitectónico denominado Living Building Challenge (LBC), creado por Jason McLennan, que aspira a impulsar las construcciones vivas. Para ello, certifica a edificios de todo el mundo si se construyen con criterios ecológicos. Desde 2009, se han reconocido seis de estas casas vivas, pero sólo tres de ellos cumplen con todas las exigencias de la iniciativa y pueden ser llamados “vivos”.

Para Jason McLennan, la arquitectura es poesía y funcionalidad. Su objetivo es que las estructuras cumplan una función, pero, también, que susciten la admiración y el asombro. Similar a lo que ocurre cuando se contempla un hermoso paisaje. Es el “reto de los edificios vivos”.
Seguir leyendo

Los edificios energéticamente eficientes, claves para una nueva economía
Se ha celebrado el I Congreso de Edificios de Consumo de Energía Casi Nula (EECN). Es el futuro de la construcción, un sector abocado a un cambio de modelo en todo el mundo. Especialmente, en lo que se refiere a la eficiencia energética debido a los altos costes, no sólo medioambientales, sino también económicos, por el consumo de energía.

La Asociación Europea de Edificios Energéticamente Eficientes (E2BA) es una iniciativa del sector industrial europeo, fundada por empresas como Acciona, Mostostal, Bouygues, DÁppolonia, EDF, Philips, Saint-Gobain y Stiebel Eltron en 2008 con el objetivo de proveer, implementar y optimizar edificios y barrios que reduzcan los consumos de energía y las emisiones de dióxido de carbono (CO2).
Seguir leyendo

Los hospitales, una gran oportunidad para ahorrar energía
Los hospitales consumen una gran cantidad de energía. A menudo, son los edificios que más energía consumen en una ciudad. Pero, en este caso, está bien empleada si con ello se salvan vidas humanas o se curan enfermedades. Con todo, arquitectos, ingenieros y expertos en energía buscan la manera de que esa energía sea más eficiente. Y segura. Un hospital nunca se puede quedar sin electricidad. Hay muchas vidas en juego.

Porque, además, el medio ambiente y la salud cada vez están más relacionados. Cuanto peores son las condiciones del medio ambiente, peor es la salud de las personas. Así que, a largo plazo, reducir la huella energética de los hospitales (y del resto de edificios) beneficia también a la salud. En la ciudad de Nueva York están comenzando a desarrollar aspectos en este sentido.
Seguir leyendo

Edificio sostenible de Allianz en Buenos Aires
Es una tendencia mundial que no se puede detener. Los habitantes de las ciudades no quieren vivir con aire contaminado, entre el humo que sale de los coches y bloques de hormigón. Vivir en una ciudad no tiene por qué implicar renunciar a la naturaleza, a los espacios verdes. Y, ya que no puede ser salvaje, tendrá que ser inventada.

Techos y paredes verdes crecen en las grandes ciudades. Con ello, se consigue templar la temperatura y descontaminar el viciado aire urbano. Buenos Aires se suma a la tendencia. En la capital de Argentina se desarrolla un nuevo tejado verde en el edificio que sirve como sede a la empresa de seguros Allianz.
Seguir leyendo

Edificación verde, la próxima revolución del ladrillo
La investigación “Por activa y por pasiva: Impulsar la edificación de alto rendimiento energético” realizada por la Fundación Entorno ha demostrado la rentabilidad de implantar medidas de eficiencia energética, ya sea tanto en edificios nuevos como en rehabilitaciones de viviendas.

Según sus palabras “El sector residencial es responsable del 20% del consumo final de energía en España y será en los próximos años un elemento clave de lucha contra los gases de efecto invernadero en forma de compromisos voluntarios o de normas de eficiencia cada vez más exigentes que, en cualquiera de los dos casos, encarecerán el precio de la vivienda nueva a cambio de reducir siempre la factura energética”.

Esta investigación que ha sido un riguroso análisis con el que se ha demostrado la rentabilidad de varios tipos de obra nueva y la rehabilitación para conseguir edificios con la máxima calificación energética, utilizando las tecnologías más avanzadas para mejorar la eficiencia energética en pisos y oficinas. Además, dentro de este estudio se han realizado 13 casos prácticos de edificios ecoeficientes y su balance energético y económico.

El gasto que supone construir un edificio nuevo de viviendas de máxima calificación energética se reembolsa en su totalidad con las subvenciones actuales. Además, esto supone un beneficio económico en la factura energética del edificio desde el primer año. Por ejemplo, en el caso de un edificio de oficinas existente, el sobrecoste de la rehabilitación para que consiga una calificación energética B tan sólo necesitaría de dos años para recuperar dicha inversión.

Según palabras de la directora de la Fundación Entorno “es necesario dotar a los agentes implicados de información sobre contadores inteligentes, auditorías energéticas, etiquetado y demás elemento que les permita ver las ventajas de la eficiencia”. También resaltó la importancia de primar fiscalmente la edificación en función´n de su calificación energética, penalizar el derroche de energía y aplicar los más altos estándares energéticos a los edificios públicos y sedes sociales de empresas.

Edificación verde, la próxima revolución del ladrillo
Algunas de las mejoras alcanzadas tras el ecodiseño de una casa unifamiliar han sido por ejemplo la reducción de emisiones de CO2 en un 12%, la disminución del consumo de energía de la vivienda en un 25% y el ahorro en la factura del agua de un 50%.

La aplicación del ecodiseño en una vivienda unifamiliar ha permitido aprovechar la inercia térmica del terreno, disminuyendo de esta manera el consumo de calefacción en un 20% e interfiriendo mínimamente con el entorno al ocupar un 9% sobre el área total de la parcela. En este proyecto se ha tenido en cuenta la reducción del impacto visual del edificio, la integración de la estructura en el entorno a través de una cubierta vegetal y la mejora ambiental del comportamiento del edificio a lo largo del ciclo vital del edificio.