Libérate hoy de los residuos electrónicos: todas las opciones de reciclaje

El móvil personal, el móvil del trabajo, la tablet, el ordenador de mesa, la cámara de fotos, ,el mp3, la televisión, el portátil… Usamos muchísimos aparatos eléctricos cotidianamente hasta que, un buen día, se rompen o se nos quedan obsoletos y debemos reemplazarlos por otros.

Libérate hoy de los residuos electrónicos: todas las opciones de reciclaje

Cuando el nuevo aparato en cuestión llega a casa, suele pasar que el estropeado acabe relegado a un cajón de casa durante mucho tiempo. Esta práctica, que parece tan normal e inocente, resulta en realidad perjudicial tanto para el medio ambiente como para nuestra salud. Las baterías de los móviles, por ejemplo, tienen elementos muy contaminantes que no es recomendable exponer a la salud, especialmente si la batería se rompe. Es el ejemplo del níquel, cadmio, coltán, arsénico, zinc y berilio materiales de gran toxicidad que se encuentran en los teléfonos móviles actuales, si bien la mayoría de las baterías nuevas se hacen con litio y los fabricantes están empezando a hacer mayores esfuerzos para usar materiales menos dañinos para la naturaleza. Sea como fuere, estos componentes siguen siendo altamente contaminantes y, si los tiramos a la basura o no lo dejamos en un punto limpio apropiado, la batería de un sólo móvil puede llegar a contaminar hasta 600.000 litros de agua. Dejándolos en un cajón de casa olvidados por años estamos contribuyendo a que la presencia de estos materiales nocivos perjudique a nuestra salud y la de los nuestros.
Seguir leyendo