Uranio extraído del mar, fuente de energía durante miles de años
Sabemos que el mar es fuente de vida, y también de energía renovable. Como fuente de vida, obtenemos de ella recursos naturales de un modo abusivo, las más de las veces, al tiempo que contaminamos sus aguas y ponemos contra las cuerdas a buena parte de su flora y fauna.

Como vamos a ver en este post, su potencial como fuente de energía va más allá de la energía marina tradicional, basada en las subidas y bajadas del nivel del mar o mareas, la acción del viento sobre las olas, las corrientes marinas, o la diferencia entre las temperaturas de las aguas superficiales y profundas o salinidad, conocida como gradiente térmico y salino, respectivamente.

El gran potencial de la energía marina

Sobre todo, se tienen mayores expectativas en las dos primeras (maremotriz, la energía obtenida de las mareas y undimotriz o de las olas), así como en las tecnologías diseñadas para sacarles partido. Son formas de obtención de energía que puede considerarse renovable, pero siempre ecológica, habida cuenta del coste ambiental que supone la instalación y funcionamiento de los diferentes dispositivos creados para su explotación.

Uranio extraído del mar, fuente de energía durante miles de años
Sus posibilidades son enormes, no cabe duda. De hecho, estamos hablando de un tipo de energía limpia con un potencial mucho mayor que el que nos proporciona cualquier otro tipo de energía verde, y la razón es sencilla: los billones de litros de agua marina que alberga el planeta están siempre en movimiento, y la densidad de energía (así se mide su capacidad energética) que puede obtenerse siempre será mucho mayor que la que nos proporcionan otras alternativas.
Seguir leyendo

La desaprovechada energía del mar
Se llevan a cabo proyectos de energía eólica y solar por todo el mundo. Pero aún queda una enorme fuente de energía limpia y renovable por explotar, la proveniente del mar, un recurso igualmente inagotable.

La Agencia Internacional de la Energía (IEA) ha calculado que se pueden obtener 93.000 teravatios hora (TWh) del mar. Sólo en Europa, las energías marinas albergan 200 TWh de potencial. Se deben desarrollar los diferentes métodos para generar esa energía, de todas sus fuentes: las mareas, las olas, las corrientes, la diferencia de temperatura y de salinidad. Se podría producir, de este modo, el 10% del consumo eléctrico de la Unión Europeo. Merece la pena apostar por ello.
Seguir leyendo

La planta mareomotriz más grande del mundo, en Corea del Sur
Corea del Sur ha finalizado la mayor planta del mundo de energía generada por el movimiento de las mareas. Será capaz de producir electricidad para medio millón de personas. La planta cuenta con diez generadores, de los cuales, han comenzado a funcionar seis desde principios de este mes de septiembre y de manera progresiva.

La construcción de toda la instalación ha llevado siete años. La planta está ubicada en la costa oeste del país asiático. En total, todo el sistema de energía mareomotriz tiene una capacidad de generación de 254.000 kilovatios al día. Según Corea del Sur, esto la convierte en la mayor planta mareomotriz del mundo, por delante de la de Rance (en el noroeste de Francia, en la región de Bretaña), que genera 240.000 kilovatios diarios y comenzó a funcionar en 1966.
Seguir leyendo

Las corrientes marinas pueden generar energía
Aprovechar la fuerza de las corrientes marinas para obtener energía limpia es una de las iniciativas que se están estudiando a fondo en diversas universidades. El gobierno de Escocia, consciente del enorme potencial de sus costas, ofrece un premio de 14 millones de euros a quien presente un proyecto innovador en energía marina.

Europa es sin duda pionera en turbinas para corrientes marinas. Una de las empresas más avanzadas en ese sector es Scottish Power. Pretenden sumergir 20 turbinas de tipo Lànstrøm, capaces de funcionar a cien metros de profundidad. Sus 30 metros de alto y sus palas de 20 metros de longitud permiten a esta turbina desarrollar 1 megavatio (MW) de potencia. El proyecto pretende generar 60 MW que podrían suministrar electricidad a 40.000 hogares

Las corrientes marinas pueden generar energía
Otro proyecto muy interesante y algo vanguardista es el de la Universidad de Oxford. Sus científicos han presentado el prototipo THAWT (turbina de agua transversal horizontal axial). Consiste en un cilíndrico rotador que gira en torno a un largo eje con el flujo del agua. Puede desarrollar 12 MW y requiere un 60% menos de costes de construcción y un 40% menos de mantenimiento que las turbinas de hélice convencionales.

Energía de las olas del mar
España, en su afán de buscar energías alternativas, explotará la fuerza de las olas del mar para obtener energía limpia, esta fuente de electricidad figurará en el plan de renovables para 2011-2020 según nos ha confirmado el gobierno. Sin duda, una gran apuesta de futuro para nuestro país que tiene miles de kilómetros costeros y con zonas de fuerte viento y oleaje.
Otros países como India, China, Japón o Estados Unidos ya llevan varios años desarrollando diversos sistemas para aprovechar esta energía.

La fuerza del oleaje provocará un movimiento pendular que hará subir y bajar con fuerza, provocando una energía mecánica que se trasladará a una bomba hidráulica y de ahí por unas tuberías hasta mover un alternador.