Conoce la planta termosolar que será la más grande del mundo
Cuando está a punto de cumplir su primer año desde que fuera inaugurada en febrero de 2016, la planta solar termodinámica diseñada para convertirse en la más grande del mundo sigue siendo un proyecto de referencia que no cesa de mencionarse como ejemplo de apuesta decidida por las fuentes de energías renovables.

¿Pero, cómo es, cuáles son sus características? Detrás del impactante titular que la cataloga como la mayor planta termosolar que existe encontramos datos interesantes que permiten conocerla mucho más y mejor. En este post vamos a dar un breve repaso a las principales rasgos: su potencia y distintas características de la tecnología implementada, los planes de futuro, el dinero que ha sido necesario invertir o, por ejemplo, las peculiaridades de su ubicación.

¿Dónde está el complejo Noor?

Ouarzazat, una ciudad situada al sudeste de Marruecos también llamada “La puerta del desierto”, es la capital de la provincia del mismo nombre, perteneciente a su vez a la región de Sus-Masa-Draa. Se encuentra cerca de los Montes Atlas y el valle del río Draa y una urbe cuya estampa es una auténtica postal.

De hecho, es un lugar turístico, además de ser la sede de los estudios cinematográficos más importantes de Marruecos. Sin embargo, contar con esta mega planta termosolar es lo que realmente la ha situado en el mapa a nivel internacional.


En efecto, el hecho de que esta gigantesca planta se ubique en Ouarzazate y se haya bautizado como Noor I hace de ambos términos un binomio inseparable cuando se habla de los más importantes proyectos energéticos de energía solar del mundo.

Inauguración y características

Fue en septiembre de 2012 cuando las empresas españolas Acciona, TSK, Aries y Sener resultaron adjudicatarias de su construcción, con el objetivo de producir 160 megavatios. El monto de la licitación, es decir, el dinero que se pagó tras la adjudicación ascendió a 700 millones de euros.

Pero se tuvo que esperar hasta 2016 para la inauguración oficial del del mayor complejo termosolar del mundo. Su construcción fue posible gracias a inversiones europeas de distinto tipo, cubriendo un total de más de 2.105 millones de euros.

Conoce la planta termosolar que será la más grande del mundo
Su objetivo es llegar a conformar un complejo cuyo fin es proporcionar una capacidad de 500 megavatios, momento en el que realmente habrá llegado al objetivo que la hace merecedora de tal título. La primera fase del complejo, denominada Noor I, ocupa 480 hectáreas y, como hemos dicho, tiene una capacidad de 160 megavatios.

Una productividad que, en términos prácticos, significa poder suministrar energía a unos 135.000 hogares de tamaño y necesidades promedio. Solo cuando finalicen las cuatro fases de la megaplanta contará con 580 megavatios de potencia y sextuplicará su espacio, ya que ocupará más de 3.000 hectáreas.

Planes de futuro

Así pues Noor I es una primera instalación de otras más que se esperan construir en los próximos años. Se prevé, en concreto, que la misma tenga continuación con las centrales Noor II y III, así como una cuarta fase.

Conoce la planta termosolar que será la más grande del mundo
La construcción de la segunda y tercera fases, ya en marcha, se le adjudicó un consorcio formado por el grupo saudí ACWA Power y la española Sener por un total de 1.800 millones. Por su parte, la cuarta fase aún está pendiente de adjudicación.

Con respecto a la cuarta fase, cabe apuntar que se prevé una capacidad de entre 50 y 70 megavatios, es decir, una capacidad menor que las anteriores fases, con la particularidad de que, a diferencia de éstas, no utilizará la tecnología solar de concentración.
Seguir leyendo

Diferencias entre energía fotovoltaica y termosolar de concentración
La energía procedente del sol nos está ayudando a construir un modelo de futuro energético sostenible. A diferencia de los combustibles fósiles, léase petróleo o gas natural, el sol es una estrella del tipo espectral que se encuentra en el centro del Sistema Solar, constituye la mayor fuente de radiación electromagnética de este sistema planetario y la capacidad de generar energía es ilimitada. El sol siempre estará brillando en lo más alto del cielo, mientras que los pozos petrolíferos pueden agotarse. Por lo tanto, si queremos pensar en nuestro futuro, lo más inteligente es apostar por las energías renovables, que además de ser ilimitadas, son limpias y no generan emisiones contaminantes a la atmósfera.

En el sector de la energía solar destacan dos tipos de tecnologías, que si bien ambas dependen del sol, funcionan de forma bastante diferente. Por un lado, la tecnología termosolar o de concentración (CSP) se basa en la concentración de la energía del sol para obtener energía térmica, es decir aprovecha el calor de la radiación solar. Esa energía térmica se usa para generar vapor que hace girar una turbina convencional que produce electricidad limpia. Seguir leyendo

Tejas solares de vidrio
Pese a no ser excesivamente grandes, los colectores de energía solar térmica parecen unos auténticos mastodontes al lado de la ingeniosa alternativa que representan las tejas solares de vidrio, un invento sueco revolucionario a nivel estético, de eso no hay duda y, por lo que uno puede leer de ellas, también ofrece buenos resultados.

¿Pero, que son las tejas solares de vidrio? Quizá antes hayamos de responder a otra pregunta mucho más básica, pues el concepto de energía termosolar no equivale al de energía fotovoltaica, si bien ambas son energías solares.
Seguir leyendo

Usos domésticos de la energía termosolar
La energía termosolar, también llamada energía solar térmica, es una opción interesante para el uso de energías renovables en nuestro hogar. Gracias a su fácil instalación y aspecto similar al de un panel fotovoltaico, puede utilizarse tanto en casas independientes, tipo chalet o unifamiliares, como en edificios, e incluso en autocaravanas.

De hecho, constituye un sistema independiente y también complementario a la energía solar captada mediante paneles fotovoltaicos para su tranformación en electricidad, y su potencia dependerá de la capacidad de absorción que permita el total de su superficie. Por lo tanto, el rendimiento obtenido dependerá del tamaño del captador o placa solar térmica utilizada, así como del tipo de captador empleado. Ampliarla, de este modo, requerirá utilizar varios o, por ejemplo, variar de modelo, pues son varios los equipos compactos que suelen emplearse para uso doméstico.
Seguir leyendo

Primera planta de energía solar con sal fundida para conducir el calor
La compañía multinacional italiana Enel ha inaugurado en Priolo Gargallo (Sicilia, Italia) la central solar de Archimede, la primera en el mundo en la que se utiliza la tecnología de sal fundida como fluido de transferencia para conducir el calor. Las sales fundidas utilizadas en el sistema son una mezcla de nitratos de sodio y potasio, que puede acumular el calor por períodos prolongados. La empresa ha asegurado en un comunicado que la instalación también es pionera en integrar una instalación de ciclo combinado de gas y una central termosolar para la generación de electricidad.

El gran avance de la central Archimede es que puede recoger y almacenar el calor del sol durante varias horas y luego generar electricidad de noche o con el cielo cubierto. De este modo se supera una de las principales limitaciones de la energía solar: su dependencia de las condiciones meteorológicas o del momento del día. La capacidad de esta planta solar es de 5 megavatios, lo que representa un ahorro equivalente a 2.100 toneladas de petróleo. Así mismo, las emisiones de dióxido de carbono se reducen en 3.250 toneladas.

A la inauguración de la central acudieron el director general de Enel, Fulvio Conti, la Ministra de Medio Ambiente de Italia, Stefania Prestigiacomo, el Presidente de la Provincia de Siracusa, Nicola Bono, y el alcalde de Priolo Gargallo, Antonello Rizza.

La tecnología termodinámica solar utiliza una instalación de espejos parabólicos (un campo de unos 30.000 metros cuadrados) para concentrar los rayos del sol en unas tuberías que contienen un líquido. Éste es almacenado en unos depósitos o tanques especiales y es utilizado posteriormente para alimentar un generador de vapor. El vapor de alta temperatura y presión de las unidades de la turbina en la central eléctrica de ciclo combinado adyacente genera la electricidad cuando es necesario, reduciendo así el consumo de combustibles fósiles. Esta tecnología especial utilizada en la planta de Priolo Gargallo fue desarrollada por Enea.